OPINIÓN

Trabajando, enseñando y aprendiendo 

CULIACÁN.- La escuela en casa ha iniciado, el reto aún es un camino largo en el que vamos acomodando las piezas para salir adelante, con diferentes escenarios, modalidades y necesidades.

Además del inicio de las clases, la reactivación de algunas actividades comerciales ha generado el regreso de los padres a los centros de trabajo, con lo cual algunos padres tienen que combinar sus actividades laborales y de apoyo en casa a sus hijos inscritos en los diferentes niveles educativos, algunos otros al haber perdido su trabajo tienen disponibilidad para apoyar a los hijos, esperanzados en que sea temporal por la necesidad del ingreso económico.

Hay diferentes elementos relacionados con trabajar, apoyar en la enseñanza de los hijos, y además aprender, no solo el repaso de los conocimientos que están viendo los alumnos y los padres deben entender para poder explicar si algo no han entendido, sino el aprender también al uso de las tecnologías de información, desde mensajes de texto, audios, videollamadas, videoconferencias, envío de tareas en diferentes medios como WhatsApp, correo electrónico, ya sea por foto o grabando vídeos.

La otra cara de la moneda es el profesor, que además de preparar su clase tiene que actualizarse con la tecnología, con la desesperación de no ver ni escuchar como antes a sus alumnos, si ponen atención, si han entendido, si tienen dudas.

Además de eso es un problema para ambas partes si no se tienen los elementos necesarios como conexión a internet, equipos de cómputo o dispositivos con capacidad para recibir y transmitir adecuadamente sin que se distorsione, o si hay varios alumnos en la misma casa consumiendo el mismo ancho de banda de la conexión a internet, si se desconecta de la videoconferencia o si están en el horario y canal adecuado para ver la clase por televisión.

Aunado a todo lo anterior, podemos tener padres que llegan a casa después de una larga jornada laboral, algunos con el estrés de no saber si tendrán el empleo seguro o el empresario que no sabe si su empresa va a seguir subsistiendo, el cansancio, la inseguridad, el estrés, el desconocimiento, los procesos de duelo, las preocupaciones, los horarios incompatibles para apoyar a los hijos, el tiempo de calidad para revisar las tareas y actividades, así como la ausencia de algunos padres, notado por el hijo que a veces no comprende a su corta edad la situación y solo quiere jugar y divertirse, extrañando a sus amigos y su libertad.

Todos estos elementos deben ser analizados por cada uno de nosotros, y ver lo que cada parte vive, son procesos diferentes, en condiciones distintas, con resultados enfocados a sacar adelante la casa, el trabajo y la escuela, es un trabajo en conjunto, en equipo, considerando que cada uno de los roles es importante, con sus fortalezas y debilidades, somos un sistemas y formamos parte de el, hagamos lo que nos corresponde y mucho más, siendo parte de la adaptación, comprendiendo la resistencia al cambio como algo natural y que puede ser mitigado al reconocerlo y ocupándose en solucionarlo, enfrentando las mayores responsabilidades entendiendo que tenemos nuevas y más actividades, estamos frente a cambios múltiples, ante una nueva normalidad, que nos enseña a ser resilientes y más preparados, las nuevas generaciones nos están arrastrando a aprender con ellos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker