BIENESTAR

¿Su hijo tiene déficit de atención? los medicamentos podrían alterarlo

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad ( TDAH) es uno de los trastornos del neurodesarrollo más frecuentes de la niñez. Para tratarlo, los profesionales recomiendan terapias conductuales y el uso de medicamentos. Respecto a esta última opción, una reciente investigación encontró que el metilfenidato, uno de los fármacos más utilizados, podría alterar los cerebros de los niños.

Los autores del trabajo, expertos de la Universidad de Ámsterdam, señalaron que aún desconocen si estos cambios son buenos o malos, aunque otros expertos que no participaron del estudio señalan estos hallazgos como “prometedores”. El medicamento se comercializa bajo las marcas Ritalin y Concerta.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informan que alrededor de un 9% de los niños y adolescentes de 2 a 7 años en EE. UU. fueron diagnosticados con TDAH en algún momento. En 2016, poco más de un 5% de ellos tomaban un medicamento para tratar este trastorno.

Actualmente se desconocen las causas y los factores de riesgo del TDAH, aunque distintas investigaciones coinciden en algunos: lesiones cerebrales, exposición a ciertos compuestos, como el plomo, consumo de tabaco o alcohol durante el embarazo, bajo peso al nacer o parto prematuro.

En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en combinar terapias conductuales con la administración de ciertos medicamentos. Estudiando los efectos del metilfenidato, uno de los fármacos más utilizados, los autores del nuevo estudio encontraron un nuevo efecto que podría causar sobre los niños. Sus hallazgos se publicaron en Radiology.

 

EFECTO ESCONDIDO

El equipo de investigación, dirigidos por la doctora Liesbeth Reneman, evaluó a un grupo de 50 niños y 48 jóvenes adultos con TDAH que nunca habían tomado metilfenidato. Para ello, los dividieron en dos grupos equivalentes y durante 18 semanas uno de ellos recibió el medicamento, mientras que el otro tomaba un placebo.

Antes del inicio del estudio, y una semana tras finalizar el tratamiento, todos los participantes se sometieron a imágenes por resonancia magnética del cerebro. Los investigadores encontraron que, entre los niños, tomar el fármaco aumentaba la materia blanca. Esta es clave para el aprendizaje y para una mejor coordinación de la comunicación entre las distintas regiones del cerebro.

El metilfenidato “afecta de forma duradera el desarrollo de la materia blanca en los chicos con TDAH, y es probable que esto se deba al hecho de que el cerebro todavía esté en desarrollo, dado que no observamos esos cambios en los jóvenes adultos con TDAH”, advirtió Reneman.

La autora también afirmó que estos resultados no se podrían generalizar a las niñas con TDAH, ya que son “considerablemente distintas en cuanto al desarrollo de la materia blanca”.
Entre la incertidumbre por estos hallazgos, los especialistas señalaron algo como seguro: los efectos se deben al metilfenidato y no a otra cosa. Esto se debe a que ya habían realizado estudios y esta nueva investigación ofreció un “nivel más alto de evidencias”.
GRAN EXPECTATIVA

Según informa HealthDay, otros expertos que no participaron del trabajo opinaron sobre los hallazgos de la doctora Reneman y su equipo. Este es el caso del doctor Alan Geller, psiquiatra y médico asistente en el Hospital de Gracie Square, en Nueva York. “La normalización de la materia blanca en los niños tratados es algo de lo que tenemos esperanza y que deseamos que sea verdad, y este estudio ofrece validez”, afirmó el experto.

Y agregó: “Se trata de una población en riesgo, con conductas antisociales y desafiantes, problemas escolares y familiares. Al final es lo que queremos escuchar, que tratar a los niños con TDAH pronto los ayudará”.

Geller dijo que, basándose en esos hallazgos, continuaría recomendando un tratamiento temprano para los niños con TDAH.

Mientras tanto, Reneman y sus colaboradores continúan investigando las implicaciones a largo plazo de estos hallazgos. “Muchos pacientes con TDAH toman medicamentos durante muchos años, de forma que es importante determinar los efectos a largo plazo”, concluyeron los autores.

 

Con información de La Opinión

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker