BIENESTAR

Soya no es una bebida saludable para niños pequeños

En los últimos cinco a 10 años ha habido una explosión en el interés por la leche vegetal, pero esta no debería ser consumida por los niños pequeños

Estados Unidos.- Cuatro de las mayores organizaciones de salud de EE. UU. se han asociado para instar a los padres a monitorizar mejor las bebidas que sus hijos pequeños consumen cada día.

La moraleja de las nuevas directrices “Bebidas saludables, niños sanos” (“Healthy Drinks, Healthy Kids”): reduzca los refrescos azucarados, los jugos y las bebidas parecidas, y favorezca la leche materna o de vaca para los niños, en lugar de las bebidas vegetales, que están de moda.

“Como pediatra, sé que lo que un niño bebe puede ser casi tan importante como lo que come, en términos de una dieta saludable. Esto es particularmente verdad en los niños muy pequeños”, señaló la Dra. Nathalie Muth, que representó a la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) en el panel de expertos. Muth habló en una declaración de prensa publicada junto con las nuevas directrices.”Sabemos que los niños aprenden cuáles sabores prefieren a una edad muy temprana (incluso a los 9 meses), y que esas preferencias pueden durar a lo largo de toda la niñez y la adultez”, añadió.

“Por eso es importante orientarlos en un camino saludable, y esta guía ayudará a los padres y a los cuidadores a lograrlo”.Las recomendaciones fueron creadas por expertos de la AAP, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics) y la Academia Americana de Odontología Pediátrica (American Academy of Pediatric Dentistry).

Estados Unidos sin duda está atravesando una epidemia de obesidad infantil, y cualquier cosa que los padres puedan hacer por reducir las calorías vacías y fomentar la nutrición es crucial.

Desde el nacimiento hasta los 5 años, las recomendaciones son:

  • De 0 a 6 meses: Lo mejor es la leche materna, o use fórmula infantil.
  • De 6 a 12 meses: Siga con la leche materna o la fórmula, y a medida que el bebé comience a ingerir alimentos sólidos, intente introducir el agua para que el bebé se acostumbre al sabor. Evite los jugos de fruta, que no ofrecen una mejora nutricional respecto a la fruta entera, apuntaron los expertos.
  • De 1 a 2 años: Ahora es el momento de añadir leche entera, y más agua, a la dieta del niño. Puede darle pequeñas cantidades de jugo de fruta (y solo jugo de fruta “real” 100 por ciento), aunque la fruta entera sigue siendo mejor.
  • De 2 a 5 años: Siga con la leche y el agua, pero cambie a leche al 1 por ciento o desnatada. Una cantidad pequeña de jugo 100 por ciento es adecuada. Notablemente, las recomendaciones no incluyen a las leches vegetales, como la leche de arroz, soya o almendra.

“En los últimos cinco a 10 años ha habido una explosión en el interés por la leche vegetal. Cada vez más padres recurren a ellas por una variedad de motivos, y hay una idea errónea de que son de alguna forma equivalentes a la leche de vaca o a la leche láctea, pero simplemente no es así”, explicó a CNN Megan Lott, subdirectora de Healthy Eating Research.

Con información de EL DEBATE

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker