OPINIÓN

Resistir, adaptar o impulsar el cambio

Los cambios por más pequeños que sean tienen repercusiones o impacto en diferentes áreas de la organización, inclusive pueden ser cambios generados por un cambio que proviene de otro lugar, como un efecto en cascada.

Los cambios pueden ser predecibles o impredecibles, algunas veces son planeados con el objetivo de solucionar problemáticas, por su naturaleza en las organizaciones estos pueden tener impacto conductual si es que la organización invierte en capacitación o si hay un nuevo líder en la misma, así mismo, pueden ser también cambios en tecnología, procesos, estructuras, los cuales involucran el tema financiero y sobre todo al personal de la organización, quienes adoptan actitudes respecto a los cambios de diferentes maneras, una de las cuales es la tan mencionada resistencia al cambio, muchas veces vista como algo malo, se juzga a las personas de resistentes al cambio cuando no quieren colaborar para que se realice; es por eso que las diferentes posturas respecto a la ejecución del cambio deben ser analizadas para prevenir situaciones de resistencia al mismo, que se convierten en actitudes de los involucrados, veamos los siguientes puntos:

1.   La resistencia al cambio es la reacción ante una causa de origen, la cual puede ser miedo, incertidumbre, inseguridad, falta de conocimiento, falta de información, entre otros.

2.   Cuando el personal siente temor de perder algo que ya posee, si no se le explican los beneficios del cambio lo entenderá como una amenaza a sus intereses y se resistirá al cambio por ese motivo.

3.   Es recomendable realizar un análisis de fortalezas y debilidades personales y de equipo, para plantear posibles estrategias y enfrentarse a ese cambio con preparación previa.

4.   La comunicación es vital en una ejecución de cambio, sea planeado o improvisado, comunicar a los involucrados les da certeza de lo que está sucediendo y lo que se puede esperar del mismo, para prepararse ante lo futuro.

5.   Plantear la situación actual y las posibles situaciones futuras, eligiendo la que sea más adecuada y factible para la organización. En este punto es indispensable hacer el listado de las habilidades, conocimientos requeridos para enfrentar el cambio, para mitigar la resistencia al mismo se recomienda dar a conocer el esquema de capacitación de lo nuevo para que el personal no se sienta inseguro, se debe explicar que tendrán un acompañamiento en el proceso de ajuste hacia las nuevas actividades.

6.   Dejar claro lo que se espera de cada involucrado, para evitar ambigüedades y sobre todo malos entendidos o doble esfuerzo.

7.   El agente de cambio puede ponerse a la orden de los involucrados para dudas o comentarios, ya sea en las reuniones generales o en lo individual, esto depende de la estrategia a seguir.

No solo hay que analizar el cambio para realizar una estrategia para gestionarlo, hay que considerar cómo ese cambio puede ser percibido por los involucrados, quienes no todo el tiempo ven lo positivo, sino la afectación que ese cambio trae para ellos. Los cambios sacan del área de confort, sacuden a las organizaciones, las cuales deben estar constantemente preparándose para gestionarlos, evitando la resistencia siendo la mejor manera analizar las causas y solucionar desde raíz; no solo se acepta el cambio por ser inevitable, hay que impulsarlo con los elementos necesarios para disminuir los efectos negativos y aprovechar todos los positivos que conlleva evolucionar, cambiar a veces duele, pero quedarse en el camino y desaparecer como empresa duele más, la resiliencia no solo es una opción, es una solución en muchas situaciones, ayuda a tus colaboradores a vivir el cambio en su mejor faceta.

Nydia Hidalgo

Mostrar más

Artículos relacionados

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker