OPINIÓN

Plan de Recuperación ante Desastres

Las contingencias, como los eventos meteorológicos, apagones, incendios, fallos en el sistema eléctrico, ataques informáticos, las computadoras que ya no funcionan, servicios tecnológicos de terceros no disponibles, entre muchos otros, pueden convertirse en desastres, los cuales pueden suceder, con mucha frecuencia sin previo aviso, es por eso que es vital contar con un Plan de Recuperación ante Desastres (DRP = Disaster Recovery Plan) en la empresa con el objetivo de medir los impactos y las probabilidades de las contingencias y estar lo más preparados posible.

Un plan de recuperación ante desastres es un proceso que incluye un conjunto de documentos que describen los pasos a llevar a cabo en caso de que un desastre se presente, considerando que un desastre es todo aquello que afecta de manera directa o indirecta a los recursos de la empresa, algunas recomendaciones son:

–       Actualizar constantemente la documentación del Plan de Recuperación ante Desastres o DRP, dado que si se hacen cambios dentro de los procesos de la empresa, se modifican las políticas, el personal a cargo ya no es el mismo, entre otros.

–       Desarrollar los objetivos principales del DRP a definir y establecer los alcances del mismo. Algo adicional a esto es identificar lo que no es posible para la empresa abarcar en las primeras fases del plan, considerando una proyección a futuro, el presupuesto para la misma y los tiempos de ejecución de las futuras fases.

–       Saber que el tener documentado un Plan de Recuperación ante Desastres no te garantiza que todo podrá ser rescatado, ni tampoco te asegura que las fuerzas del mercado reaccionen a como se tiene previsto, por lo que debe tenerse una agilidad de respuesta para la toma de decisiones ante las problemáticas que se presenten, y considerar que para poder hacer eso el personal clave tiene que tener el conocimiento y la capacitación adecuada.

–       Elaborar una Matriz de Riesgos, donde se considere la probabilidad de cada posible riesgo detectado, sus acciones preventivas y correctivas, considerando también un análisis del impacto en el negocio.

–       Determinar los roles y responsabilidades de cada uno de los participantes en el plan, es muy importante especificar quién o quiénes serán los líderes del plan y asegurarse de que tengan una administración eficiente.

–       Realizar pruebas para validar tiempos de respuesta y mejoras en el plan, esto debe estar presupuestado, así como evaluar la inversión de las mejoras y en qué fase.

–       Tener un directorio actualizado, para saber con quién comunicarse y en qué posibles medios en caso de que alguno no funcione.

–       Incluir temas como las estrategias de comunicación ante el desastre, gestión de las crisis, presupuestos en pruebas y en tiempo real, alcance en toma de decisiones para cada integrante, así como el esquema de escalabilidad ante situaciones de necesidades de autorizaciones o problemas sin resolver como fallas en los procesos o los equipos de trabajo.

Cada plan es definido de acuerdo a las necesidades de cada empresa en particular, cada una es una entidad con características propias, un Plan de Recuperación ante Desastres tiene que ser un traje hecho a la medida para considerar las necesidades específicas de la empresa, no es un gasto, es una inversión comparado con lo que realmente podría perder la empresa, por no estar preparados ante situaciones que afectan la operación y continuidad del negocio.

Show More

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker