REPORTE ESPECIAL

Paso tras paso, lleva a Sinaloa por el mundo

Por 17 años, la maestra Olimpia Chávez ha dirigido a la Compañía Folclórica Sinaloense

La danza es su pasión. Por 35 años, Olimpia Chávez, se ha dedicado a vivir y cumplir uno de su más grande gusto, el de enseñar y compartir lo que ha aprendido sobre cada paso de baile.

Desde corta edad, esta mujer apasionada, estuvo rodeada de diferentes expresiones de arte; sobre todo del canto y baile. Este último fue el que consiguió atraparla y llevarla a vivir grandes experiencias, así como cosechar éxitos y volver al folclore en su estilo de vida.

“Prácticamente la danza es mi estilo de vida. Desde muy pequeña he bailado, desde muy pequeña he dado clases. En mi casa, pues todos nos dedicamos a la danza, a la música; en mi familia todos hablamos el mismo idioma. Desde chica siempre quise ser maestra de danza, no me veía haciendo otra cosa en la vida que no fuera esto”.

A sus 16 años, Olimpia Chávez se incorporó al entonces Grupo Folclórico Sinaloense que estaba bajo la dirección de Rubén Azcárraga Iriarte. Luego de dos años, al junto con la llegada de Santiago Ibarra, se dio la oportunidad de sumarse al equipo de docentes.

Fue en 2002 cuando asumió el reto de dirigir la compañía. Una vez al frente se vino una de las decisiones más importantes, el dejar de bailar arriba de un escenario para enfocarse en la coordinación de cada show y de los más de 40 jóvenes que integran la compañía, y encabezar el equipo que integran los maestros Yair y Abraham Padilla, y Alejandro Anzaldúa.

“Cuando uno ya tiene la responsabilidad de tanto joven, de músicos, de un espectáculo, digamos que es una responsabilidad muy diferente; pero ya entiende uno que no puede hacer todo a la vez, entonces es cuando dices que te tienes que divorciar de una de las dos. Dejé de bailar para solo dirigir”.   

A lo largo de 17 años, la maestra Olimpia Chávez ha tenido la oportunidad de llevar a la compañía a tres giras por Europa y una Sudamérica, así como recorrer los rincones de Sinaloa y otros estados de la República.

En cada espectáculo, a través de la música y el baile, ha conseguido plasmar y enseñar al mundo la cultura sinaloense. Con cada paso y faldeo que realizan sus bailarines Sinaloa se hace presente.

“El espectáculo de Sinaloa siempre tiene que estar vigente, porque somos los embajadores del estado. Nosotros hemos tenido dos espectáculos de Sinaloa desde que soy directora; uno es ‘Fantasía Sinaloense’ y el nuevo es ‘Sinaloa, tierra fértil de danzantes’. Ese segundo espectáculo es un homenaje que hacemos a los maestros que en su momento hicieron investigaciones y montajes, montajes que tienen más de 40 años”.

Entre las coreografías que se han convertido en el distintivo de la Compañía es la de la Taspana, la cual fue creada a finales de 1970. En esta se simula el trabajo que realizan los hombres del campo. Esta forma parte del repertorio desde 1997.

“Representa mucha a la Compañía la coreografía de La Taspana. Desde que estaba el maestro Santiago Ibarra se presentó La Taspana por primera vez, la montó el maestro Héctor Chávez; a de ahí a entones La Compañía tiene ese repertorio. A nivel nacional es lo que más ha representado”.  

Día con día, Olimpia Chávez trabaja tanto en la enseñanza en los talleres como en la dirección de la Compañía Folclórica Sinaloense; plasmando su sello en cada pieza de baile.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker