LA DENUNCIA

Padecen por zanjas y peste en la colonia Sinaloa

Zanjas de hasta un metro de profundidad, aguas estancadas que se han convertido en el perfecto criadero de moscos, hasta olor a animal muerto, son sólo unos de los problemas que padecen las familias que viven sobre la calle Adolfo López Mateos, en la colonia Sinaloa.

De acuerdo con Regino Burgos, vecino del sector, por años han tenido que vivir en estas condiciones, debido a que las autoridades del municipio no han querido entrarle a la pavimentación. Lo único que se ha hecho es el rapado de la calle, lo que sólo funciona por unos días, pues con el tránsito de vehículos y las lluvias la vialidad queda peor, convirtiéndose en un sufrimiento, sobre todo para quienes circulan a pie para llegar al preescolar Dora Josefina Ayala Castro, el cual tiene su acceso por esta calle.

“Hay señoras mayores que van por sus nietos, pero pues apenas y pueden caminar. Cuando Sergio Torres fue alcalde hizo unos trabajos en un parque donde se puso una banqueta, pero fue todo lo que hizo. En ocasiones nada más van y raspan, medio componen, pero luego se hacen los hoyos. Ahorita no se puede transitar”.

Además de las condiciones en las que se encuentra esta calle, en una de las esquinas el jardín de niños, sobre la Calzada Heroico Colegio Militar, donde hay una coladera abierta. Esta es un peligro latente, puesto que en un descuido un menor podría caer en esta.

“Es una coladera donde bien cabe un niño, Dios guarde la hora, porque tiene como dos metros de profundidad y cables eléctricos”.

Ante esta situación, se ha hecho el llamado a las autoridades para que intervengan para dar solución a este problema, ya que no solo viven con el riego de caerse, sino en medio de un foco de infección.

 

Con información de Cristina Medina.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados