OPINIÓN

Nuestro turno en la construcción de la Patria

Los grandes cambios, los más profundos no se logran de la noche a la mañana, ni son gratis y menos producto de la casualidad.

Para alcanzar los bienes más apreciados en la vida se requiere de una visión valiosa del futuro, de tener ideales, de enfocarse en las razones trascendentes que le dan sentido a la existencia humana.

Como todo en la vida, estos bienes solo se consiguen con trabajo, esfuerzo perseverante, sacrificio y una buena dosis de generosidad porque el resultado de nuestros afanes no nos tocará ni verlo, ni disfrutarlo. Pondré algunos ejemplos:

Ejemplo 1.

Las dificultades, incomprensiones y problemas que tuvieron que superar los promotores de la Real y Pontificia Universidad de México Fray Juan de Zumárraga y el virrey don Antonio de Mendoza desde que inician las gestiones para la fundación de la primera universidad en la Nueva España.

En ese ambiente, en esas condiciones… están locos, es imposible. Trabajaron duro y no les tocó ver lo que anhelaban. Zumárraga murió el  3 de junio de 1548 y Antonio de Mendoza murió el 21 de julio de 1552 en Lima

Virreinato del Perú. La Real Universidad de México se fundó por cédula real en 1551, la
expidió Carlos V y la firmó su hijo, el Príncipe de Asturias (futuro Felipe II),
aunque los cursos comenzaron hasta el 25 de enero de 1553.

La denominación de “pontificia”; se adquirió a través de una [bula] del Papa Clemente VIII en 1595. El primer rector y catedrático Francisco Cervantes de Salazar y Alonso de la Veracruz fue uno de los catedráticos.

Entre los alumnos más destacados de la época virreynal se encuentran grandes héroes de la independencia de México como Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Andrés Quintana Roo y José María Verduzco.

Desde su inicio hace 466 años cuantos miles de profesionistas nos hemos formado en sus aulas y cuanto se ha contribuido en el desarrollo del país.

Por supuesto que el obispo Fray Juan de Zumárraga no nos conoció personalmente pero si sabía la trascendencia de un proyecto educativo en una naciente sociedad.

Ejemplo 2

La lucha por la independencia les costó a nuestros libertadores su patrimonio, su seguridad personal y la de su familia y aún su propia vida.

Este fue el precio que tuvieron que pagar para hacer realidad sus ideales.

Hidalgo lo sabía, y así lo había explicado al grupo de conspiradores. El movimiento inicia de manera imprevista, sin estar preparados Y en momentos de duda, Hidalgo se mantiene firme: Aquí no queda más remedio que ir a coger gachupines.

16 de septiembre de 1810 se inicia el movimiento. 10 meses después Hidalgo y los principales líderes han sido fusilados. Y sus cabezas colgadas en unas jaulas en las cuatro esquinas del Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato. Para muchos que vivieron en aquel momento, el movimiento había fracasado, sin embargo… Sin embargo 10 años después, el 27 de septiembre de 1821 Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero logran la consumación de la independencia de México. Y hoy 209 años después del levantamiento de Hidalgo, tú y yo vivimos en un país libre. Entonces ¿FRACASARON?

Los procesos de cambio en un país requieren de tiempo Y de un continuo esfuerzo que supera el efímero periodo de una vida humana. Por eso necesitamos tener visión de futuro Y la generosidad para trabajar arduamente hoy sabiendo que el fruto de nuestro esfuerzo no lo alcanzaremos a ver nosotros sino las futuras generaciones.

Siendo conscientes de que hoy disfrutamos de un país que no construimos, que lo debemos a nuestros ancestros.

Que hacen falta muchas cosas… si que tenemos muchos retos por delante… también, pero ese es nuestro compromiso de hoy, una responsabilidad que no puede ser ignorada.

Estas fechas conmemorativas de nuestra independencia, nos llevan a estar alegres Y al mismo tiempo a renovar nuestra ilusión por hacer de este maravilloso país una mejor nación. Te invito a que seamos protagonistas, no solo espectadores:

Empecemos por el núcleo fundamental de la sociedad, la familia. Actualicemos nuestro proyecto de matrimonio y de familia. ¿Qué podemos hacer para que nuestros matrimonios sean cada vez más unidos y cumplan su responsabilidad de formar unos hijos seguros, responsables, hombres de bien que nuestro país necesita?. Recordemos que nuestros buenos ejemplos van por delante.

Actuemos en presente con perspectiva de futuro en la educación de nuestros hijos y dediquemos el tiempo y la atención que requiere cada uno de de ellos.

A través de nuestro trabajo profesional muy bien hecho, con espíritu de servicio y en constante innovación. Así estaremos contribuyendo al avance del país. Seamos estudiantes vitalicios para que seamos generadores de la
competitividad e innovavión que necesita México. Formémonos como ciudadanos, participemos en los organismos de la sociedad civil, cultural o política. Democracia sin ciudadanía es un mito.

Con una actitud positiva que significa que si algo no me parece no solo critico, sino aporto soluciones y además me asocio con Instituciones que están contribuyendo a resolver alguna de las múltiples necesidades que hoy tenemos.

Te invito a que estemos a la altura de nuestra responsabilidad histórica.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker