CULIACÁN

¡No nos juzguen, apóyennos! dicen mujeres que llevan a sus hijos a pedir dinero

Bajo los rayos ardientes del sol más allá del mediodía, una mujer de figura casi infantil, con una bebé sostenida a su cuerpo por un rebozo, va y viene entre los vehículos para pedir dinero a los conductores.

La niña se mantiene dormida y con el cuerpo flácido, con su frente goteando de sudor.

La joven de 20 años de edad y con la piel tostada por el sol, ya tiene tiempo pidiendo dinero en las calles, dice llamarse Guadalupe y que viene de Veracruz. Ella asegura que pedir dinero es la única manera que tiene para poder comer y pagar el cuarto donde vive, porque es madre soltera, tiene solo estudios de primaria y que no le dan trabajo porque no tiene donde dejar a su hija.

Gloria, también pide dinero en los cruceros acompañada de su hija que está en preescolar. No sabe leer ni escribir y al preguntarle el por qué no buscar otra alternativa en lugar de estar en el riesgo de las calles y la inclemencia del calor que arde en Culiacán, dice que la gente no las debe juzgar, sino ayudarlas, porque lo que hacen es para sobrevivir.

“No es inhumano oiga, si de verdad quieren apoyarnos, apóyennos, no nos juzguen”.

Las mujeres que con frecuencia son vistas en cruceros del norte de la ciudad, dicen que no confían en las autoridades, pues han pedido ayuda en el DIF y no les dan nada, si acaso una despensa con arroz quebrado y frijol, y señalan que lo que han hecho es llevarse a sus hijas a la Procuraduría y luego no se las quieren regresar.

“Ellos no tienen el derecho a quitarme a mis hijos porque ellos no tienen el derecho de quitarme a mis hijos porque yo voy y pido ayuda y no me la dan, le dan despensas grandes a otros que no necesitan, solo frijoles y arroz casi hecho polvo”.

Show More

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker