CULIACÁN

“Nacho”, el sinaloense más escocés

CULIACÁN. – De Escocia sólo sabía lo que había visto en películas y series. Pero hoy, a nueve años de haber llegado a ese país, particularmente a su capital Edimburgo, Ignacio Barajas Solano, ha hecho carrera en el mundo de las energías renovables y convertirse en el primer no europeo en ganar una beca de la Unión Europea.

El culiacanense por nacimiento, cuenta que luego de egresar de la licenciatura de mecatrónica, por medio de Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, buscó cruzar fronteras; llegar a un lugar donde, además de vivir nuevas experiencias le dieran la oportunidad de hacer una maestría, la cual, de acuerdo a sus intereses, sólo la encontró en la Universidad de Edimburgo.

A partir de los trabajos realizados, Nacho, como lo llaman sus amigos, aplicó para un doctorado en levitación magnética, la cual se ha convertido en su pasión. En su trayectoria ha desarrollado dos proyectos, mismos que se relacionan con la generación de energías limpias, particularmente en mejorar la operación de los generadores marinos por medio del a instalación de unos cojinetes.

“Mientras he estado acá en Escocia en los proyectos que he participado han sido relacionados con energías renovables, específicamente en las maquinas eléctricas; yo diseño generadores, un tipo de generador que se llama de centro de aire, y bueno he participado en proyectos de energía marina, específicamente de olas, undimotriz creo que se dice en español; y hecho otros proyectos de energía eólica”.

En lo que se refiere al uso de energías limpias en México, a decir de Nacho, hace falta generar una mayor sinergia. Que el gobierno y el sector empresarial trabajen en el desarrollo de proyectos y se aproveche el talento que existe en el país.

“Hay avances tecnológicos mexicanos, pero la mayoría vienen digamos de fondos del organismo central de gobierno que es Conacyt, y pues es limitado hasta cierto punto, porque si entrara el mercado industrial ellos sí podrían meter más dinero del que gobierno podría meterle por sí solo”.

Adicional a la colaboración, dice, se debe promover a los niños, niñas y jóvenes a que se aventuren, que les siembren la idea de aprender lo que en otros países se está haciendo para mejorarlo y aplicarlo.

Ahora, tras vivir cerca de 10 años en Escocia, Nacho ha ido más allá de lo que se ve en películas o serie. Esta experiencia la califica como una de las mejores en su vida.

“La experiencia ha sido de lo mejor que me ha pasado en la vida, porque acá he conocido a gente de todo el mundo; he conocido a amigos que ya se volvieron familia. Encontré a mi esposa, y estoy haciendo lo que me gusta, tengo la oportunidad de hacer algo que es innovador, a parte estoy haciendo algo por el medio ambiente”.

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker