REPORTE ESPECIAL

Maker Lab Aeroespacial acerca a los niños con sus sueños

La iniciativa lleva a que los estudiantes exploten sus habilidades

Los niños optan por elegir actividades extra escolares como los deportes que los mantienen en buena condición física y también están las artes donde aprenden a tocar un instrumento, bailar o pintar. 

Con el tiempo, algunos niños se cansan de la misma rutina, así que en pleno siglo XXI, en la era de la tecnología prefieren estar conectados a un videojuego o inmersos en plataformas digitales.

Al ver cómo la comunidad infantil y los jóvenes han entrado al campo tecnológico, Eduardo Guízar Sainz, pensó en una alternativa para que la juventud pueda aprovechar su curiosidad, destreza y habilidad para aprender en un Maker Lab Aeroespacial. 

“Para niños diseño y construcción de drones básicos, para jóvenes de preparatoria y universidad drones para fotografía y hasta drones industriales, los cuales tienen propósitos de ingeniería” 

Un taller laboratorio donde podrán  convivir jóvenes, niños y adultos con expertos en la electrónica, impresión 3D y en una línea aeroespacial. 

En México existen al menos 10 laboratorios que ofrecen alternativas  similares enfocadas en que los asistentes logren crear aquello que puedan imaginar, sin embargo, el objetivo de Eduardo, con siete años de experiencia en tecnología aeroespacial, es que en esta futura escuela logren aprender a base de prácticas el interesante mundo de los cohetes, satélites y drones. 

“ También buscamos adultos mayores, que quieran tener una actividad que quizá siempre quisieron pero nunca se animaron ahora lo podrán hacer aquí, a todo aquel que le apasione la aviación y el espacio va a tener un lugar donde podrá aprender” 

Con material convencional como botellas pet y agua, niños de preescolar podrán fabricar sus propios cohetes que podrán alcanzar hasta los 30 metros de altura. 

Alumnos de educación media superior tendrán la oportunidad de trabajar con material más destacado como la pólvora. 

“Para jóvenes de primaria y secundaria vamos a tener fabricación, disparo y lanzamiento de cohetes que ya implican pólvora, todo será manejado por expertos en él área, para Universidad y posgrado vamos a tener lanzamiento de cohetes mucho más grandes hasta de tres kilómetros de altura, equipados para medir velocidades, presión atmosférica, temperatura y todos aquellos parámetros medibles”.

El creador de Maker Lab Aeroespacial tiene la finalidad de romper el techo mental que algunas veces pueden ser las limitantes para que los jóvenes se distraigan en actividades positivas. 

“Mi habilidad son los drones, robótica y pequeños satélites pero vendrán personas que nos darán cursos de cohetería, satélites más avanzados tendremos eventos que incluso pueden ser atractivos a nivel nacional para que asistan y se den cuenta que en Sinaloa hay otro Sinaloa, que el 99.9 por ciento somos gente que nos levantamos temprano, vamos a trabajar, llevamos a nuestros hijos a la escuela, la mayoría tenemos una vida honesta” 

Eduardo compartió que estima que el proyecto podrá ser una realidad a finales de marzo pues en una  de las visitas del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, le mostró el plan de trabajo y tuvo aceptación. 

Una oportunidad para que aquellos jóvenes que no estudian o trabajan y que les interese el mundo de la tecnología puedan explotar su inquietud en un taller que en caso de sobresalir pueden conseguir apoyos para llevar a cabo sus propias propuestas e innovaciones. 

 

 

Con información de Heidi Fonseca

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker