DEPORTES

Los mejores lanzadores mexicanos en MLB

Cualquier debate sobre el mejor lanzador mexicano en la historia de Grandes Ligas empieza con Fernando Valenzuela

Cualquier debate sobre el mejor lanzador mexicano en la historia de Grandes Ligas empieza con Fernando Valenzuela.

Los números del zurdo hablan por sí mismos: Valenzuela es el líder entre los lanzadores de su país, y por bastante, en victorias, ponches, entradas lanzadas, juegos completos, blanqueadas y WAR de los lanzadores (versión Baseball-Reference). Es el único mexicano en ganar alguno de los principales galardones otorgados por la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), siendo Novato del Año y llevándose el Premio Cy Young en la Liga Nacional en 1981, el año de la “Fernandomanía”.

1) Valenzuela

Después de llegar a los Dodgers desde Leones de Yucatán, por recomendación del legendario scout de Los Ángeles, el cubano Mike Brito, Valenzuela maravilló al mundo del béisbol en 1981, cuando ganó sus primeras ocho decisiones como novato, con cinco blanqueadas. Una de sus principales armas era un “tirabuzón” (screwball), pitcheo que le enseñó Bobby Castillo en liga menor.

Valenzuela terminó esa primera campaña, acortada por una huelga, con récord de 13-7 en 25 aperturas. Fue líder de ponches con 180 y blanqueadas con ocho. Su impacto aquel año fue más allá de los números, ya que el sonorense fue el gran favorito de la fanaticada de los Dodgers.

“Creo que no hay ningún pelotero que yo recuerde que haya energetizado tanto como Fernando a la comunidad, y no sólo la comunidad latina”, dijo el ecuatoriano Jaime Jarrín, locutor del Salón de la Fama y quien como narrador de radio de los Dodgers en español, estuvo en medio de la “Fernandomanía” incluso como intérprete de Fernando. “Fue un fenómeno extraordinario que se extendió a todo el país. Al principio fue únicamente aquí en Los Ángeles. Fernando extendió un avivamiento del interés en el béisbol no solamente en el sur de California, sino en toda la nación”.

Aquel octubre, los Dodgers derrotaron a los Astros en la Serie Divisional, a los Expos de Montreal en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y a los Yankees en la Serie Mundial para coronarse campeones. Valenzuela brindó tres actuaciones claves en ese período.

En el Juego 4 de la SDLN con los Dodgers al borde de la eliminación, Valenzuela tiró un juego completo de una carrera para derrotar a Houston. En el decisivo Juego 5 de la SCLN, el zurdo permitió una sola vuelta en 8.2 entradas, preparándole el escenario a Rick Monday, quien daría jonrón en el noveno inning para enviar a Los Ángeles a la Serie Mundial.

En el Clásico de Otoño, Valenzuela inició el Juego 3 en Los Ángeles con los Dodgers abajo 0-2 en la serie. Luego de tres capítulos tambaleantes en los que permitió cuatro carreras, el zurdo dejó en cero a Nueva York el resto del camino, rumbo a un juego completo. Los Dodgers no perderían más, ganando la serie en seis partidos.

“Nunca se puso nervioso”, dijo Brito. “Jamás lo vi nervioso. Eso fue lo que más me impresionó. Me dije, ‘ese muchacho tiene hielo en la sangre'”.

En una carrera de 17 años con los Dodgers y otros cinco clubes, Valenzuela tuvo récord de 173-153 con efectividad de 3.54 en 453 juegos (424 aperturas). Fue convocado a seis Juegos de Estrellas en forma consecutiva de 1981 a 1986. Es el único lanzador mexicano con más de 2,000 ponches (2,074) en las Mayores y sus 113 juegos completos son por mucho la mayor cantidad entre sus compatriotas, además de su WAR de 37.36.

“Fue un gran honor representar a mi país”, dijo Valenzuela. “Si en algo eso ayudó a que hubiera más gente más pitchers, jugadores mexicanos, yo contento”.

2) Teodoro “Teddy” Higuera

Higuera, firmado por los Cerveceros en 1983, fue uno de los abridores más consistentes de la Liga Americana entre 1985 y 1988. En ese lapso, el zurdo tuvo marca de 69-38 con promedio de carreras limpias de 3.25 y EFE+ de 132.

En 1986, él y Valenzuela se convirtieron en los primeros ligamayoristas mexicanos en ganar 20 juegos en Grandes Ligas. Higuera tuvo 20-11, fue convocado a su primer Juego de Estrellas y terminó segundo en las votaciones para el Premio Cy Young.

Las lesiones empezaron a cobrarle factura en 1989 y, de ahí en adelante, Higuera iniciaría 25 juegos o más en una sola temporada. En una carrera de nueve años de Grandes Ligas, todos con los Cerveceros, Higuera tuvo récord de 94-64, efectividad de 3.61, EFE+ de 117 y WAR de 30.34.

3) Joakim Soria

Entre los relevistas mexicanos, Soria ha forjado la carrera de más logros hasta ahora. Encabeza a sus compatriotas en juegos salvados con 223, la cuarta mayor cantidad entre los relevistas activos de Grandes Ligas en sentido general.

Menos de un año después de lanzar un juego perfecto por los Yaquis de Obregón en la Liga del Pacífico en el 2006-07, Soria-elegido en el Draft de la Regla 5 por los Reales desde los Padres aquel invierno-empezó el 2007 yéndose de 13-13 en oportunidades de salvamento y estableciéndose como cerrador del club.

Con estadías como preparador y como cerrador en siete equipos diferentes, Soria-actualmente vistiendo el uniforme de los Atléticos-ha aparecido en la mayor cantidad de juegos entre sus compatriotas, 730. El oriundo de Monclova tiene efectividad de por vida de 3.02, EFE+ de 141, FIP de 3.06, 9.8 ponches por cada nueve entradas, 3.6 ponches por cada base por bolas dos participaciones en el Juego de Estrellas.

4) Yovani Gallardo

Del 2009 al 2015, Gallardo compiló récord de 93-70 entre los Cerveceros y los Rangers, superando los 200 ponches en cuatro temporadas seguidas y cumpliendo un rol clave en la conquista del título de la División Central de la Liga Nacional en el 2011 de parte de Milwaukee.

Entre los serpentineros mexicanos, Gallardo está segundo en ponches con 1,584, sólo por detrás de Valenzuela. Está tercero en victorias con 121 y juegos iniciados con 307, además de cuarto en entradas lanzadas con 1,816.2.

El WAR de 19.06 de Gallardo lo coloca de quinto entre sus compatriotas, detrás de Valenzuela, Higuera, Ismael Valdez y Esteban Loaiza.

5) Ismael Valdez

Firmado por Brito para los Dodgers, Valdez está tercero, detrás de Valenzuela e Higuera, con WAR de 24.54. Sus 104 triunfos lo colocan en un empate con Jorge de la Rosa por el cuarto lugar de todos los tiempos entre los nacidos en México. De 1995 a 1998, Valdez alcanzó cifras dobles en victorias en cada campaña, con efectividad de 3.23 y EFE+ de 120 en ese lapso.

Mención honorífica:

Loaiza: Está segundo entre sus compatriotas en victorias con 126, detrás de Valenzuela. Él (2,099) y Valenzuela son los únicos de su país con más de 2,000 entradas lanzadas. Está cuarto en WAR con 22.94. Su campaña de 21 victorias en el 2003 lo coloca con Valenzuela e Higuera como los únicos serpentineros mexicanos en ganar 20 juegos o más en una temporada.

De la Rosa: Empatado con Valdez por el cuarto lugar de victorias entre los mexicanos (104). En una carrera de 15 años, terminó con 1,273 ponches en 1,522.2 innings.

Oliver Pérez: La longevidad es la carta de presentación de Pérez, con una impresionante segunda parte de su carrera tras convertirse en relevista en el 2012 luego de no lanzar el año anterior. Segundo en juegos lanzados entre los serpentineros mexicanos con 688, Pérez ha compilado promedio de carreras limpias de 3.45 y 10.8 ponches por cada nueve entradas desde que se convirtió en relevista a tiempo completo. Ahora mismo, el zurdo lleva efectividad de 1.72 en 18 presentaciones del 2020 con los Indios, su octavo equipo en una carrera de 18 años.

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker