OPINIÓN

 Las habilidades sociales: ¡La prueba de fuego!

Las relaciones humanas no solamente es coincidir con otras personas y tener un punto de contacto, tienen el objetivo de realizar un adecuado proceso de comunicación y llevarse bien con los demás, estas relaciones inician con la familia en el hogar, el cual es el primer círculo social en el que nos desenvolvemos, y a media de que vamos creciendo e interactuando con las demás personas vamos creando nuestros propios ambientes, siendo algunos de ellos el social y también y muy importante, el laboral, dado que en ocasiones pasamos más tiempo en convivencia con las personas con las que trabajamos que en casa o con amigos y familiares.

Los tres primeros componentes de la inteligencia emocional de los cuales hemos hablado son el autoconocimiento, la autorregulación y la motivación, que van relacionados con las cualidades y control de nosotros mismos, mientras que la empatía y las habilidades sociales van enfocados a como nos relacionamos con los demás, y no se trata de que relacionarnos efectivamente sea ser siempre el buena onda, divertido o simpático, sino que cada individuo tiene una personalidad definida con características únicas que lo hacen diferenciarse de las demás personas, en donde cabe la regulación de emociones al interactuar y tener relaciones positivas y saludables que incluyen respeto, apoyo y confianza.

Las habilidades sociales son muy importantes en los temas de liderazgo, de trabajo en equipo, de negociación, resolución de conflictos, reacciones ante el estrés, personas o situaciones incómodas, la tolerancia que tenemos, el vocabulario que utilizamos, es aquí, cuando socializamos que todos los demás componentes que ya hemos mencionado: autoconocimiento, autorregulación, motivación y empatía son útiles y necesarios para tener habilidades sociales que me permitan tener una comunicación efectiva con las demás personas, no tomarse las cosas personales, pensar antes de actuar, controlar las emociones, identificar los puntos en los que yo sé que puedo perder el control y evitarlos o regularlos para que la comunicación, interacción y resultados sean los más adecuados de acuerdo a las situaciones que vivimos.

Nuestra motivación repercute en el estado de ánimo que tenemos cuando interactuamos con las demás personas, en cómo nosotros enfrentamos o solucionamos las situaciones que se nos presentan, además de la actitud con la que salimos adelante ante las adversidades, a su vez, impacta también en cómo tratamos a las personas cuando algo nos molesta o incomoda.

Una habilidad es algo que con la práctica y los elementos identificados como necesarios, podemos ser mejores en lo que nos propongamos, en las organizaciones las habilidades sociales son de gran beneficio, cuando estamos realizando una venta, una negociación, una alianza, un contrato, o cuando busco trabajo, en una entrevista laboral, por citar algunos, es importante el saber utilizar los componentes de la inteligencia emocional además de los conocimientos intelectuales y técnicos del tema relacionado.

Dentro de la habilidad de conectar con personas para hacer negocios es importante el networking, un término utilizado para definir las relaciones sociales que establecemos con el objetivo de dar y recibir información de lo que hacemos, lo que nuestra empresa es, o a lo que nos dedicamos, como oportunidad de dar a conocer nuestras ventajas competitivas, por lo tanto, nos sirve como herramienta de marketing.

Las habilidades sociales no solo tienen un impacto personal, sino familiar, laboral, de pareja, amigos, en todo aquello en lo que estemos interactuando, es ahí, en las relaciones interpersonales donde se pone a prueba mi inteligencia emocional, la cual me sirve para tener resultados más efectivos y tener relaciones más saludables.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker