EL MUNDO

Las autoridades sanitarias ponen a Tokio en alerta roja por el coronavirus

Las infecciones entre los jóvenes y los casos asintomáticos están aumentando

Las autoridades sanitarias han puesto a Tokio el miércoles en el estado de alerta más alto por infecciones de coronavirus, alarmados por el reciente aumento de casos hasta niveles récord, mientras que el gobernador de la capital japonesa dijo que la situación es “bastante grave”.

El rebrote del virus en Tokio podría sumarse a la creciente presión ejercida sobre los responsables políticos para apuntalar la tercera economía mundial, que según los analistas se contraerá a su ritmo más rápido en décadas en el actual ejercicio fiscal por culpa de la pandemia.

“Es un hecho que el número de pacientes está subiendo bastante y superando los picos”, dijo Norio Ohmagari, director del Centro Nacional de Salud y Medicina Global, señalando que la tasa de infección en Tokio estaba en fase “roja”, el más alto de los cuatro niveles en el sistema de la metrópoli.

Las infecciones entre los jóvenes y los casos asintomáticos están aumentando, dijo Ohmagari en una reunión con las autoridades de Tokio.

La gobernadora tokiota Yuriko Koike instó de nuevo a los residentes de la ciudad a permanecer atentos, afirmando: “He sido informada de que ahora estamos en una situación bastante grave”.

El gobierno de Tokio responderá en consecuencia a las opiniones de los expertos, dijo Koike, antes de una conferencia de prensa prevista para hoy.

Temiendo una segunda oleada de infecciones que se propague desde la capital, varios municipios y diputados de la oposición también instaron al Gobierno central a suspender la importante campaña de ayuda a los viajes “Go To” que tiene como objetivo impulsar el turismo interno.

Los regidores de algunos municipios de zonas rurales dicen que, impulsados por la campaña, los viajes de entrada y salida de regiones de alto riesgo como Tokio pueden dar lugar a transmisiones comunitarias generalizadas.

La pandemia en Japón se convertirá en un desastre “provocado por el hombre” si el programa de viajes sigue adelante, advirtió Soichiro Miyashita, alcalde de la ciudad de Mutsu en la prefectura de Aomori.

Pero el ministro de Economía de Japón, Yasutoshi Nishimura, dijo que el Gobierno seguirá adelante con cautela con esta campaña, que incluye descuentos para las compras y la comida.

En Tokio, los casos diarios del virus superaron los 200 en cuatro de los últimos siete días, alcanzando un máximo histórico de 243 el viernes pasado, ya que las pruebas realizadas entre trabajadores y trabajadoras de locales nocturnos de varios barrios donde abundan negocios relacionados con el sexo mostraron un aumento de las infecciones entre la población de entre 20 y 30 años.

La gobernadora Koike reiteró que los tokiotas deberían evitar los restaurantes que carecen de medidas adecuadas de control de infecciones.

Los expertos en salud señalaron que los hospitales de Tokio se estaban llenando y que el número de pacientes se había duplicado con respecto a la semana anterior.

El último foco de Tokio fue en un teatro con al menos 37 casos en Shinjuku, una concurrida zona de entretenimiento y sede de uno de los mayores barrios rojos de Asia que ha sido el centro de un reciente aumento de las infecciones.

Con información de Reuters

Mostrar más

Artículos relacionados

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker