MÉXICO

Labastida: se escuchará la voz de todos; critica cosas que no están dando resultados

El excandidato presidencial adelanta que un grupo plural recorrerá el país con ese fin, pues la problemática es diferente en cada región

CDMX. El grupo de políticos, académicos, especialistas y activistas de diferentes filias ideológicas que busca recuperar el país del progresivo deterioro que vive quiere sumar a la sociedad civil, al margen de partidos políticos y de empresarios que actúan con intereses particulares, porque “no queremos firmar ningún compromiso del cual nos arrepintamos”, explica Francisco Labastida Ochoa.

Excandidato presidencial en 2000, el exgobernador de Sinaloa y exsenador de la República, Francisco Labastida precisa a Excélsior que en este grupo plural que recorrerá el país para sumar propuestas de la sociedad, “no estamos de acuerdo con muchas cosas que se están haciendo en el gobierno, pero no lo queremos plantear en términos personales. Queremos decir y demostrar que hay cosas que no están dando resultado”.

El también exresponsable de la política energética del país utiliza las estadísticas oficiales del desempeño gubernamental para mostrar que el gobierno federal no ha trabajado por mejorar la vida de los mexicanos, por lo que consideran como fundamental definir el proyecto de país que necesitan los mexicanos y con base en eso optar por candidatos que se comprometan a lograrlo.

Junto con Cuauhtémoc Cárdenas, quien fue candidato presidencial en los años 1988, 1994 y 2000; los exrectores de la UNAM, José Narro Robles y Francisco Barnés de Castro, así como el exprocurador general de la República y exdirector del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Diego Valadés, Francisco Labastida forma parte de un grupo de al menos 20 personas que durante meses se han reunido para analizar la situación del país y emprender un esfuerzo por evitar su colapso.

“No es quítate, porque yo quiero estar, que es la impresión que da la alianza del PAN, PRI y el PRD: quítate, porque yo quiero estar. Nos interesa en primer lugar el país y los mexicanos, eso es lo que buscamos. Ni Cuauhtémoc ni yo queremos ningún puesto, ningún beneficio ni nada por el estilo; digamos que es nuestro último esfuerzo, por lo menos el mío, para contribuir a que el país esté mejor”, asegura.

Excélsior dio a conocer  la semana pasada el documento denominado Punto de Partida, elaborado por este grupo de 20 personas y que servirá de base para que el 30 de enero, desde el World Trade Center, se convoque a la sociedad civil a participar y se inicie una gira por todo el país para escuchar las voces de todos, dado que la problemática de la nación es diferente en cada región.

“Como su nombre lo expresa, intenta ser un punto de partida para recabar opiniones de la sociedad civil. No tiene la pretensión de ser perfecto, nada lo es, sino que, por el contrario, que se vaya enriqueciendo en el camino con aportaciones, con críticas y que vayamos construyendo entre la sociedad civil algo que nos defina con mayor claridad el tipo de país, el mejor país que queremos y cómo lo podemos lograr”.

MODELO DE REYES HEROLES

“Estamos haciendo lo contrario de lo que están haciendo las alianzas. Las alianzas se están yendo por la lucha por las candidaturas. Nosotros nos estamos yendo con el modelo de Jesús Reyes Heroles, de primero el programa; primero la definición del país; la definición de las acciones necesarias para llegar a construirlo y, con el paso del tiempo, definir el método de selección de los miles de candidatos.

“Lo que queremos es que cualquiera que sea candidato a diputado local, a diputado federal, a presidente municipal, a senador, a gobernador, a cualquier puesto, se comprometa a defender esto que está aquí, en blanco y negro, por escrito y que diga: esta va a ser digamos mi hoja de ruta, mi carta de navegación”, precisa.

Interrogado sobre si este documento construido con las voces de la sociedad civil puede ser una especie de plataforma electoral que usen los partidos políticos, aclara que “con la diferencia de que estamos tratando de no sólo precisar qué queremos que se haga, cómo queremos estar, sino cómo queremos que se haga. Creemos que en estos meses, de cuatro a seis meses, deben enriquecerse mucho las acciones por realizar para conseguir los fines que nos estamos proponiendo”.

Aclara que este grupo no busca trabajar al amparo de los partidos políticos, aunque si éstos se suman serán bienvenidos.

“No es con los partidos políticos. Lo digo con claridad. Es fundamentalmente con líderes sociales, porque éste intenta ser un movimiento de la sociedad civil. Trabajaremos con líderes sociales, con academia, pero no estamos buscando ni a partidos ni a empresarios.

“Los partidos, cuando se convenzan de que esto vale la pena hacerlo, espero que se sumen al esfuerzo, y si no, vamos solos; ya tenemos indicios de que un partido está queriendo sumarse. Y los empresarios, porque no queremos formar ningún compromiso del cual nos arrepintamos. No queremos estar a las órdenes de nadie”, detalla.

—De pronto algunos empresarios cobran facturas.

—Exactamente. Y lo hacen por su interés personal. Algunos lo hacen de corazón, yo he conocido a varios que lo hacen de corazón, pero son pocos.

—¿Esto es un enfrentamiento directo con el mandatario federal?

—Si se fija en el documento, no lo mencionamos ni una sola vez, porque no estamos de acuerdo con muchas cosas que se están haciendo en el gobierno, pero no lo queremos plantear en términos personales. Queremos decir y demostrar que hay cosas que no están dando resultado.

“Por ejemplo. Para financiar las obras faraónicas, llámese el aeropuerto o Dos Bocas, el Tren Maya, están quitando recursos a educación, salud, seguridad pública, a ciencia, a tecnología, a cultura. Es un retroceso para el país. Los países que están avanzando están avanzando por ese camino”.

Resalta que “es un esfuerzo para contribuir a definir una ruta viable para que el país sea un mejor país. No estamos planteando cosas irrealizables y le voy a poner un ejemplo; México tiene en materia de seguridad pública más o menos 3.4 fiscales por cada 100 mil habitantes; Colombia tiene 12, Costa Rica tiene 25; los países europeos arriba de 25 e igual estamos con los jueces, con los peritos y en consecuencia tenemos el desastre que casi el 50% de los recursos en las cárceles, después de más de cinco años no han recibido sentencia.

“No puede ser. En vez de estar haciendo un esfuerzo de meter a militares como policías, que no saben nada de investigación y no están atendiendo todo lo demás, pues los resultados tienen que ser un desastre”, explica.

Labastida recuerda también que “México tiene un grave problema de dispersión demográfica. Tiene 140 mil pueblos de menos de 100 habitantes cada uno. Cuando hablan de atacar la pobreza, según Naciones Unidas la pobreza se ataca fundamentalmente haciendo crecer los ingresos más rápido que la inflación, teniendo un buen sistema educativo de calidad, teniendo un buen sistema de salud y teniendo comunicación.

“Si no tiene eso no lo logra, menos en este siglo XXI que es la era del conocimiento. Entonces, cómo se llega a esos pequeños pueblos, se tiene que hacer planeación microrregional.

“Guerrero, Chiapas y Oaxaca tienen cerca de 10 millones de habitantes en estas condiciones de extrema dispersión demográfica; ¿cómo vamos a llegar a ellos? Si no tenemos programas reales y le entramos a la microplaneación no vamos a poder hacerlo; es un arduo trabajo, sí, sin duda. Yo creo que sólo en el diccionario está primero el éxito antes que el trabajo; tenemos que trabajar mucho”, resalta.

https://www.excelsior.com.mx/nacional/labastida-se-escuchara-la-voz-de-todos-critica-cosas-que-no-estan-dando-resultados/1565925

Show More

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker