REPORTE ESPECIAL

La depresión se enmascara en los niños. Aprende a detectarla

La depresión es una enfermedad por sí misma, en la cual  la persona se encuentra prácticamente atrapada en  pensamientos negativos y no puede resolver una situación.

En los niños esta enfermedad se encuentra prácticamente “disfrazada”, porque las señales no son claras y se pueden confundir con otros desórdenes de conducta, ya que se muestran irritables e incluso puede manifestarse en frecuentes malestares físicos como dolores de estómago o de cabeza e incluso enfermedades.

Sobre el tema, el Doctor Omar Sánchez González, Director del Hospital Psiquiátrico de Sinaloa, comentó.

“Los síntomas en los niños son conductas disruptivas, problemas de conducta, irritabilidad constante, agresivos, también hay unos síntomas que se llaman síntomas regresivos”.

El trastorno depresivo  también puede llevar a los niños a síntomas regresivos y  somáticos.

Cecilia Pereda Quintero, Jefa del Departamento de Salud Mental de la Secretaría de Salud Estatal, comenta que un menor puede caer en depresión a causa de cambios importantes y estrés, como pérdidas familiares, una separación  de seres queridos,  acoso escolar, también por abusos físicos, sexuales o psicológicos.

En el caso de los adolescentes, suelen presentar baja autoestima, aislamiento y poco contacto  con sus familiares o amigos y es una etapa crítica donde los padres de familia deben estar muy atentos y mantener una comunicación de calidad con sus hijos.

La doctora Cecilia Peredo, dice que en tamizajes realizados en escuelas secundarias, se ha encontrado a alumnos que se autolesionan y problemas como el acoso.

El llamado de los especialistas es que padres y adultos al cuidado de los menores estén al pendiente de ellos, porque al conocerlos bien podrán darse cuenta si existe algún problema de salud como la depresión y buscar la ayuda necesaria para atenderlos.

 

Con información de Katia Rivera.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados