REPORTE ESPECIAL

La curiosidad por un juego ha construido las ganas de ser un gran programador

Desde una temprana edad, la familia de Carlos Fabio Santana notó la curiosidad que su hijo tenía por los mecanismos de aparatos electrónicos, no por las luces que emite la pantalla de una computadora, tablet o celular, sino por su funcionalidad, la inquietud por aprender a desarmar y construir de nuevo los objetos fue la causa por la que Fabiola madre del menor  y su esposo decidieran  aprovechar su potencial.

“Desde pequeño mostraba interés hacía los aparatos eléctricos, empezaba a querer desarmarlos, a ver cómo funcionaban, preguntaba el porqué de las funciones como los botones de encendido y otras funciones. Después comenzó con los legos por edades y los armaba con una facilidad y una rapidez, desde entonces ha estado en contacto con ellos”.

 

Al ver que tiene  destreza al armar las piezas lego, sus padres tomaron la decisión de inscribirlo en una primaria en la que desde sus inicios académicos se adentrara en la robótica.

Entre controles de televisión y celulares, Carlos se entretenía desarmándolos y después intentaba  restaurarlos sin que le sobraran piezas, lo cual con facilidad lograba.  

“Desde que tenía dos años a todo lo tecnológico le picaba, lo que más me gusta es programar, indicarle al robot como avanzar si para adelante o para atrás, pero también divierte mucho armarlos, saber cómo lo vas a formar”.

Programar un robot no es tarea fácil, hay días en los que el desespero y la frustración se apoderan de él ya que  no logra hacer   que respondan a los comandos establecidos, sin embargo, los constantes intentos han hecho que cada vez su agilidad en desarrollar este tipo de robots sea más rápida.

El apoyo que ha recibido durante sus 11 años de edad, ha sido de gran ayuda, al haber identificado desde una temprana edad las posibles habilidades de su hijo, les dio la oportunidad de explotar su talento.

“La verdad lo que me agrada de que le guste esto es que se desconecta de esos juegos de video, porque no les aporta algo solo los absorbe, yo siento que la robótica y la tecnología de este tipo les ayuda a crear y no encerrarse en la violencia que ahorita está  al pie del cañón, si le pones un lego, el suelta el video juego para armarlo”.

Todo es un mecanismo, sus ganas de aprender, el apoyo de su familia y la preparación académica que recibe le han dado la confianza para participar en torneos de robótica, materias como programación y multimedia han sido el empujoncito que requiere para ir aclarando su futuro.

“Son niños sobresalientes saben manejar perfectamente sus emociones, su concentración, pensamientos, que  hacer y que estrategias utilizar individualmente destacan en eso. Desde muy pequeños tienen noción de lo que trata la robótica, después ellos deciden si se van por la mecatrónica o programación”

Cada persona tiene un talento, los padres de familia tienen la oportunidad de descubrir la dirección en la que más se inclina el perfil de sus hijos, detalles comunes como el pasatiempo favorito puede ser la señal que necesitan para contribuir en el desarrollo integral de los menores. 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker