OPINIÓN

La crisis también se gestiona

CULIACÁN.- La crisis, de acuerdo a la Real Academia Española, es definida como un cambio profundo y de consecuencias importantes, en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados. Por lo que todo depende de si el cambio es de mejora o no, o la situación en la que te encuentres en el cambio, cuyo impacto puede ser positivo o negativo, en estos momentos hay algunas empresas que tienen más trabajo que en otros tiempos, mientras que otras lamentablemente están en cierre total. Por lo tanto, la crisis debe ser evaluada desde la situación muy particular en la que te encuentres en el cambio y las consecuencias positivas o negativas que tienen impacto en ti o tu empresa.

Hay diferentes modelos y sus etapas en la gestión de una crisis, tomaremos las siguientes seis como referencia:  

Etapa 1: Prevenir la crisis

La prevención es la forma más barata y sencilla de evitar las crisis, siempre y cuando tengamos una previa definición adecuada a los tipos de riesgos en los que incurrimos, para esto hay que tener una administración de los riesgos clasificado por el impacto que puede tener en nosotros. Hay que tomar en cuenta que también hay riesgos que los consideramos altamente improbables o simplemente no los tenemos en mente. Debemos tener en la empresa una administración de riesgos y evaluar e invertir en la mitigación o eliminación de los mismos dependiendo del impacto en costo que nos acarrearía si nos genera alguna problemática, consideremos también que no solo en dinero puede ser la afectación, sino en prestigio, credibilidad, y varios otros aspectos relevantes.   

Etapa 2: Prepararse para gestionar la crisis

Cuando ya tenemos identificada una posible crisis es recomendable formar el plan de actuación que incluye a los elementos o miembros del equipo que lo conformará, quienes serán los encargados principales de gestionar la crisis, y muy importante también asignar a un portavoz oficial de lo que esté sucediendo, tanto al interior como al exterior.

Etapa 3: Percatarse de la crisis

Definir lo que percibimos de la crisis y qué es real o factible de esa percepción, qué es lo que se vuelve realidad, qué es lo que las redes sociales nos dicen, qué información es valiosa y cuál es basura, por lo que debo cuidar mucho mis prejuicios y la percepción selectiva para ser muy objetivos en la interpretación de los datos y la selección de soluciones.

En esta etapa es muy importante priorizar para que las soluciones sean realmente eficaces, cuidar las finanzas, al equipo de trabajo, al cliente en seguridad y confiabilidad, el estilo de liderazgo a aplicar, entre otros.

Etapa 4: Contener la crisis

En la cuarta etapa viene la adaptación de la clasificación y priorización de los problemas y sus soluciones, es la etapa de mayor acción y modificaciones, dado que es la ejecución de los planes de trabajo elaborados.

Etapa 5: Resolución de la crisis

Aquí se van presentando los resultados de las acciones de las etapas anteriores, y se van realizando cambios ajustados a los resultados obtenidos.

Etapa 6: Conseguir beneficios de la crisis

Es tomar en cuenta lo que hemos conseguido mitigar de lo negativo y lo que hemos ganado como positivo.

Las crisis también se gestionan, se elaboran planes de acción, modificaciones a los modelos de negocios, a las estrategias que anteriormente nos funcionaban y que ahora o no funcionan o ya no nos generan ventajas competitivas, es el momento de innovar, adaptarse y mejorar nuestras empresas para superar la crisis que estamos viviendo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker