MÉXICO

Exdiputada se hacía pasar por novia de “El Chapo” para traficar droga

El sistema de dos niveles de comunicación que utilizaba Joaquín El Chapo Guzmán para dar órdenes a los operadores del cártel de Sinaloa permitieron que el gobierno de Estados Unidos ubicará a la exdiputada Lucero Sánchez López como su novia y parte de la red de narcotráfico, lo que derivó en un proceso en su contra.

Hasta ahora bajo un hermético procedimiento el Departamento de Justicia de Estados Unidos no ha dado a conocer los nombres de los testigos en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán en el juicio que se realiza en Nueva York, y declinó informar si Lucero Sánchez es parte de la lista o sobre su status legal.

La última vez que se le vio públicamente a Lucero Sánchez fue en abril pasado durante su comparecencia ante el juez Rudolph Contreras de la Corte del Distrito de Columbia, quien accedió a aplazar la audiencia de inicio de juicio al 20 de julio, la cual no se llevó a cabo por varias razones.

Durante el periodo de enero del 2012 y hasta junio del 2017 el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos realizó una investigación sobre las operaciones de lavado de dinero del cártel de Sinaloa, y con autorización de un juez logró monitorear y grabar las comunicaciones de miembros de esa organización. En la denuncia contra Lucero Sánchez presentada ante la Corte del Distrito Sur de California, cuya copia tiene este medio, se indica que “durante el curso de la investigación los agentes descubrieron que un sujeto conocido como Piedra, y después identificado como Sánchez López, y su hermana entonces conocida como Caro, estaban involucradas en lavado de dinero y de ganancias relacionadas con drogas”.

Como parte de la denuncia el Departamento de Justicia transcribió una serie de mensajes que fueron interceptados, entre ellos, uno del 24 de septiembre de 2013, en el cual Joaquín Guzmán Loera a través de un intermedio y su secretario Condor envió una orden a “Piedra”, identificada después como (Lucero) Sánchez López.

La orden de “El Chapo” a Sánchez fue “para que facilitara el movimiento de ganancias obtenidas de la droga a través del número de una persona en (Ciudad de México) conocido como “Pancho” para recibir 100 mil dólares que adeudaba a la organización del narcotráfico”, refiere la denuncia que se presentó.

En el curso de la investigación del gobierno de Estados Unidos se descubrió que “Pancho” estaba involucrado en la transportación y distribución de grandes cantidades de droga, incluida cocaína, en los Estados Unidos y otros lugares; y que el pago de Sánchez López facilitaba el tráfico de esas drogas.

La denuncia también refiere que el 20 de enero del 2014 mediante un intermediario, Joaquín Guzmán Loera ordenó a Lucero Sánchez, bajo el alias de “Maico”, facilitar la entrega de ganancias por venta de droga que lavadas en pesos mexicanos representaban un monto de 380 mil.

Además de las intervenciones telefónicas, el Departamento de Justicia de Estados Unidos integró en la denuncia contra Lucero Sánchez López la declaración de un exmiembro del cártel de Sinaloa que se convirtió, tiempo después, en una fuente cooperante.

En el documento se precisa que el 23 de Febrero del 2014, un día después de la detención de “El Chapo” en Mazatlán, la fuente cooperante se reunió con Lucero Sánchez quien estaba interesada en comunicarse con los hijos de Guzmán Loera, a quienes identificaban bajo la clave de “Los menores”.

La fuente cooperante señaló que la reunión se realizó en la Ciudad de México donde Lucero Sánchez le dijo que era la novia de Guzmán Loera, y que además de “Tere” era también conocida como “Maico”, por lo que quería contactar a los hijos del Chapo para entregarles mercancía.

Lucero Sánchez también le dijo a la fuente cooperante que ella estaba con Guzmán Loera cuando él escapó por un túnel cuando las autoridades mexicanas allanaron la casa de Culiacán el 17 de febrero de 2014, lo cual fue corroborado con las intervenciones de comunicaciones del gobierno estadounidense.

La fuente cooperante agregó que Lucero Sánchez le comentó que ella también escapó de la redada de las autoridades mexicanas y “que le dijo a Guzmán Loera que se fuera con ella a Cosalá, Sinaloa, porque ella trabajaba allá como diputada, Sánchez López es conocida por haber sido una funcionaria en Sinaloa”.

Previamente la exdiputada había preguntado, vía celular, a la fuente cooperante por una persona con el apodo de “Chef”, que fue identificado como Oscar Antonio Berrocal Sandi, miembro del cártel de Sinaloa con operaciones en Ecuador y que fue detenido en Colombia por narcotráfico.

La denuncia sobre la participación de Sánchez en operaciones del cártel y su relación con Guzmán Loera le fueron presentadas tras ser detenida en junio del año pasado en la garita de Otay, California. Dos meses después fue transferida a Washington.

Con información de El Sol de  México

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deberias de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker