REPORTE ESPECIAL

Estos juegos movilizarán el sistema motor a niños con autismo

Como cualquier estudiante de doctorado, Karina Caro Corrales quería iniciar con su investigación, al indagar, se topó con un grupo de proyectos relacionados en el área de la salud, al ver que su asesora comenzaba un estudio con niños que padecían trastornos del desarrollo de la coordinación,  también conocida  como “torpeza motora” notaron que no había un índice favorable donde pudieran  realizar estudios de campo, lo que las hizo pensar en otra alternativa similar.

Al estar en el campo médico, comenzó asociarse y a colaborar con expertos del área clínica como Psicólogos, especialistas y Terapeutas de quienes aprendió que existen otros trastornos que manifiestan dificultades motoras, como el autismo.

Especializada en Ingeniería en Sistemas y Ciencias Computacionales, su parte en la investigación se enfocaba en diseñar, desarrollar y evaluar la tecnología en apoyo a la población vulnerable.

“Los niños con autismo entre un 50 y 70 por ciento tienen problemas de coordinación motriz, en ese momento es cuando estaba de moda los videojuegos basados en movimiento, donde no necesitabas utilizar un control como tal sino que podías utilizar el movimiento como tal para poder controlar el juego, a partir de ahí nos dimos cuenta que los videojuegos les llaman mucho la atención y pueden motivar a los niños, que tal si hacemos un juego en el que utilicen el movimiento, su coordinación con una finalidad terapéutica”.

Durante los cuatro años del doctorado de la mano de especialistas en rehabilitación pediátrica, aprendió las necesidades y las posibles alternativas para contribuir en la vida de los niños.

El inicio no fue fácil, sin embargo, por medio de prototipos comenzó a trabajar mostrándoselas a terapeutas y médicos quienes después de darle observaciones modificaba su proyecto hasta que nació Froggy Bobby.

“Yo duré diseñando el videojuego, primero el dominio del problema un año, otro año para el diseño y desarrollo y a partir de ahí tuve una versión inicial donde ya funcionaba, fui a evaluarlo a una clínica en Tijuana por un mes y medio, después aprendió cosas sobre su funcionalidad con los niños, como mantenían su atención, regresé le hice modificaciones y me dirigí a Mexicali a otra clínica de Autismo a  probar el videojuego”.

 

Con información de Heidi Fonseca

 

 

Con información de Heidi Fonseca

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker