Bienestar

Encuentra a su familia en Bomberos

Saúl Peraza admite que en su juventud fue vago, pero encontró una forma de ayudar a los demás

Desde su juventud, Saúl Peraza Chávez conoce todo el sector de la colonia 21 de marzo en Culiacán. Con ropa holgada y acompañado siempre de sus amigos, gustaba de buscar en respeto de entre los jóvenes de su edad.

“Fui vago, fui cholo, me gustaba mucho agarrarme a trompos con cualquiera”.

–¿Plaqueabas? (rayar paredes con plumones o spray)
–No, fui tanto de ese tipo de rollos, yo únicamente era pues estar con la gente esa, porque me gustaba la adrenalina.

Esa adrenalina ahora la canaliza salvando vidas como integrante del Cuerpo Voluntario de Bomberos, a donde llegó en el 2004.

La vocación vino luego de ayudar a un automovilista a sofocar las llamas con un extintor, mientras llegaban los expertos, ahí le nació la pasión por servir a la sociedad.

Desde chico le llama la atención el ulular característico de los camiones de bombero, lo cual finalmente a los 23 años hizo realidad su sueño.

Durante 8 años, los siete días de la semana acudía a realizar las guardias voluntarias, donde además de convertirse en su casa, conoció el amor con Zulema Guadalupe Barrón, con quien se casó hace 11 años.

“Afortunadamente a mi esposa la conocí aquí en el Departamento, ella también era bombero, nos conocimos, nos hicimos novios y nos casamos, tenemos tres hijos el más grande tiene 10 años, y si me gustaría que el siguiera nuestros pasos, pero si son los tres, por mí encantado”.

Abogado de profesión, Saúl labora en la Secretaría de Seguridad Pública en el equipo técnico de cámaras de videovigilancia, con la fuerte aspiración a formar parte del área jurídica de la dependencia estatal, empleo que le permite llevar una vida digna a su familia.

Expresó que al salir a alguna emergencia, llevan a tope la adrenalina, debido que acuden sin saber a ciencia cierta los riesgos que enfrentarán al llegar.

“Se siente mucha adrenalina, porque, aunque sabemos a lo que vamos, realmente no sabemos es lo que vamos a encontrar en el lugar, no sabemos si va ser una persona extraña, o en el peor de los casos un conocido o un familiar y vamos a lo desconocido prácticamente”.

Saúl Pereza recuerda que acudió al rescate de una niña de 4 años en un ejido en las inmediaciones de Mojolo, al norte de la capital del estado, pero lamentablemente había dejado de existir, hecho que le dejó y le marcó al tener la victima la misma de edad de su pequeña hija.

Pero también le ha dejado la satisfacción de salvar vidas, en diferentes siniestros a los que ha acudido.

“Tú eres parte de bomberos, eres parte de una gran familia, de una muy buena familia, porque aquí ninguno se queda atrás, en un incendio todos entramos, todos salimos, si no sale uno, no sale ninguno”.

Es por ello que pide a la sociedad brinden el respeto al cuerpo voluntario de bomberos, cediendo el paso de las unidades que circulan con los códigos encendidos.

“Más que nada me gustaría que nos vieran no como un ejemplo, pero si con respeto, porque nosotros lo hacemos por voluntad, no porque nos paguen y lo hacemos por ayudar a la gente”.

Es así que este joven que canalizaba su adrenalina en las calles de un sector popular, ahora sirve con el corazón a la sociedad.

 

¡Pura adrenalina! es lo que viven día a día Bomberos de Culiacán

¡Pura adrenalina! es lo que viven día a día Bomberos de Culiacán

Posted by ADN Informativo MX on Wednesday, August 21, 2019

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker