OPINIÓN

Empresas multigeneracionales

CULIACÁN. -Para comunicarnos efectivamente en las empresas es recomendable la empatía, la cual, de acuerdo a la Real Academia Española consiste en ese sentimiento de identificación con algo o alguien, y para lograrla, hay que entender la posición de la otra persona, algo que nos ayuda mucho en las relaciones interpersonales dentro de la empresa, por la diferencia de edades que pueda existir entre sus integrantes.

En la clasificación generacional según el año de nacimiento, se consideran las diferencias como cultura, sociedad, hechos históricos, tradiciones, entre muchos otros aspectos:

–       1945 a 1965 Baby boomers: Se caracterizan en general por ser estructurados, disciplinados, conservadores, también conocidos como tradicionalistas, son más seguidores de reglas y procedimientos.

–       1966 a 1980 Generación X: Tienen la mezcla de lo analógico y lo digital, buscan mayor equilibrio personal y laboral que los Baby boomers.

–       1981 a 1995 Generación Y o Millennials: Buscan un mayor sentido de la vida y están más enfocados a la libertad, crecieron con el uso de la tecnología, tienen menor permanencia en una empresa que las dos generaciones anteriores y tienden más a la flexibilidad en el trabajo.

–       1996 en adelante Generación Z o Centennials: están acostumbrados a la tecnología por ser nativos digitales, la inmediatez es una de sus demandas en todos sus aspectos,  son más inclusivos.

Uno de las estrategias que se pueden implementar es la del aprendizaje colaborativo, porque cada generación tiene muchas cosas buenas que aportar a las demás, eso puede generar un sentido de pertenencia al considerarse parte importante dentro de la colaboración y aportación al equipo de trabajo, manejando la humildad y la escucha activa como ingrediente principal, para conocer las diferencias entre cada generación y lo que pueden aportar al crecimiento de la empresa, saber descartar el tradicionalismo, la burocracia y la falta de innovación que puedan estar deteniendo a las empresas, cuidando siempre el no acelerarse en la toma de decisiones que los lleven a no considerar proyecciones financieras o presupuestos bien elaborados. En algunas ocasiones la continuidad familiar en la empresa depende mucho de cómo se maneje la brecha generacional, la integración es uno de los grandes retos.

El cómo influenciamos a las diferentes generaciones tiene mucho que ver con los estilos de liderazgo que estemos adoptando en las situaciones cotidianas dentro de la empresa, los propósitos generales de cada una de esas generaciones son específicas, aunque siempre existe la posibilidad de que haya personas fuera de esa categorización, por lo que conocer al individuo debe ser puesto como prioridad antes de considerar que se comporta de tal o cual manera por la generación a la que pertenece, existen casos específicos, a su vez, hay personas que se desenvuelven muy bien entre toda esa diferencia de generaciones, logrando lo más importante para la empresa: el cumplimiento de los objetivos y para ello está el tener una estrategia de comunicación que se adapte a la necesidad de sus integrantes. Conoce a tus colaboradores, entiende sus perspectivas, genera empatía, ejerciendo un liderazgo flexible para lograr influenciar, motivar y potenciar las capacidades de todos los que en conjunto son la empresa.

Nydia Hidalgo

Show More

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker