ECONOMÍA

Emprendedores tampoco se libran de los ‘coyotes’

Aunque son innovadores y tienen ideas frescas y disruptivas, los emprendedores se topan con una pared: Obtener recursos del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), pues prácticamente, la única forma de lograrlo es a través de ‘coyotes’.

Nuevos empresarios que han intentado acceder a los apoyos del Fondo Nacional del Emprendedor revelaron a El Financiero que presuntos ‘gestores’ piden cuotas de entre siete y 15 por ciento a cambio de obtener los recursos.

Fuentes explicaron que tienen que recurrir a ‘coyotes’ porque los trámites para acceder a los subsidios resultan complejos y los gestores modifican la información de las startups, de forma de que se ‘ajusten’ a los criterios del organismo y puedan conseguir el subsidio.

Los préstamos del Inadem van de 50 mil a 2.5 millones de pesos.

Durante reuniones, asisten gestores u organizaciones, personas ajenas al organismo, que se presentan bajo la figura de fondos de venture capital o consultores, y que tras generar una relación con las startups, les ofrecen ‘bajar’ los recursos a cambio de un porcentaje.

“Es una práctica muy conocida por el ecosistema. Nosotros sabemos que si alguien recibió dinero del Inadem es porque seguramente fue víctima de corrupción”, dijo una fuente entrevistada que pidió omitir su nombre.

El primer paso consiste en pagar entre 30 y 40 mil pesos para que los supuestos gestores evalúen la empresa, dijo el fundador de una tecnológica que tampoco quiso ser citado. ¿Qué les ofrecen? Decirles qué convocatoria es la que más concuerda con su proyecto, llenar las solicitudes y que éstas entren en tiempo y forma, además les garantizan que serán revisadas.

Los gestores, denuncian las fuentes, cuentan con la información de las convocatorias antes que el público en general.

“Ellos tienen la información antes que todos nosotros”, dice un emprendedor que obtuvo dinero del organismo hace cuatro años.

Acceder a recursos del Inadem sin contratar el servicio de los gestores se ha vuelto una tarea complicada.

“Prácticamente si no pagas y aceptas, sabes que tu solicitud no será revisada”, cuenta otra emprendedora entrevistada.

“Todos los pagos los debes hacer en efectivo, no hay registro de esto”, explica otra fuente, quien desistió de acceder a los fondos del organismo para no enfrentar estas prácticas. “Ellos te aseguran que tu proyecto sí va a entrar al fondo”.

Con información de El Financiero

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados