OPINIÓN

El aprendizaje en casa como una oportunidad para avanzar en el tema de la inclusión

CULIACÁN.- Después de que se creó una alta expectación sobre la fecha de regreso a clases, ya todos, o la gran mayoría nos enteramos que éste será a partir del 24 de agosto y que la modalidad será desde casa, para toda la educación básica.

Más allá de las sensaciones que esto ha provocado, hoy yo me quiero referir a esta modalidad como una oportunidad para avanzar en el tema de la inclusión de todos los alumnos, poniendo énfasis en aquellos con una condición de discapacidad, dificultades en el aprendizaje, aptitudes sobresalientes, quienes no tienen acceso a las tecnologías o que utilizan un dialecto o lengua indígena.

Y es que ante esta necesidad responder al derecho a la educación que tenemos todos los mexicanos, las autoridades educativas de los diferentes niveles, los maestros y los padres de familia, tendremos que hacer uso de todos nuestros recursos disponibles para lograr que los alumnos accedan a una opción para aprender desde casa.

Se puede destacar que, con el uso de la televisión, la radio, las plataformas educativas, materiales audiovisuales, interactivos y otros medios electrónicos, sumados a los libros de texto impresos, se responde a los diferentes estilos de aprendizajes que pueden presentan nuestros alumnos.

Por otra parte, la organización en los tiempos permite que los alumnos tangan un cierto margen para atender a las actividades de acuerdo a sus prioridades e intereses, por lo que se respetan, en cierta medida, sus ritmos de aprendizaje.

Una tarea muy importante será que los maestros podamos diseñar actividades, tareas y evaluaciones con los ajustes en los niveles de aprendizaje de aquellos que están por debajo de la media del grupo escolar, pero también de aquellos que están muy por encima de la misma.

Por su parte, el acompañamiento permanente de los padres de familia y tutores y la comunicación permanente con los maestros, favorecerá un puntual seguimiento al avance en los logros de aprendizaje esperados y, en su caso, establecer las estrategias de reforzamiento más adecuadas a cada condición.

No es una tarea sencilla, ya que requiere de un trabajo colaborativo entre autoridades, el profesorado y las familias, cada quien deberá poner de su parte para lograr mejores resultados, la ventaja que tenemos quizá sea la experiencia reciente al cierre del ciclo escolar reciente. Necesitaremos que las autoridades generen todas las condiciones posibles de habilitación tecnológica, de materiales y de capacitación para los docentes. Los maestros deberemos incorporar nuevos recursos y estrategias diversificadas para responder a las necesidades de todos los alumnos. Los padres y tutores necesitarán mucha paciencia con sus hijos y una comunicación efectiva con los maestros.

Podría decirse que lo que ya vivimos fue un ensayo y esta nueva etapa nos llama a desarrollar una capacidad de adaptación a las condiciones que, como ya vimos, se han convertido en una nueva forma de educar a los niños, niñas y adolescentes y que se prolongará por más tiempo del que quizá estamos visualizando.

Los alumnos muy probablemente se adapten rápido a esta forma de funcionar, el reto principal estará en los adultos que hemos construidos esquemas rígidos para entender la escuela y la educación, pero siempre es posible encontrar apoyos, así que busque asesorías, cursos, terapias o lo que necesite para funcionar mejor, al final, todo lo que haga será para su propio bienestar y de los suyos, ellos también de lo agradecerán.

Y recuerde que en el aprendizaje por televisión, radio, internet o con los libros… Diversidad Somos Todos.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker