SINALOA

Diputados que votaron contra el matrimonio igualitario, violan los Derechos Humanos: CEDH

El visitador general de la CEDH explica como el matrimonio es un derecho para todos

Ante el rechazo al matrimonio igualitario en el Congreso del Estado en Sinaloa, Miguel Ángel Calderón Espinoza, visitador General de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, aclara que el derecho al matrimonio está no validado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino que también organismos y tratados internacionales consideran el matrimonio igualitario como un derecho humano.

Además, ante el Sistema No Jurisdiccional de los Derechos Humanos, que es el que corresponde a la CEDH, también se hizo una recomendación general y se hizo el análisis, sumando al reconocimiento del matrimonio igualitario.

Calderón Espinoza señala que ya tiene mucho tiempo con estas acciones, empujando el tema, pues desde hace cuatro legislaturas ha estado enviando exhortos al Congreso del Estado para que se legisle en la materia. Por señalar un posicionamiento el último es el que se emitió luego de la decisión en el Congreso hace unos días.

Escucha aquí la entrevista con el Visitador General de la CEDH:

 

Derechos Humanos y Matrimonio Igualitario

Nosotros nos basamos en el orden jurídico -dice el vistador general- el máximo tribunal constitucional en nuestro país es la en la Suprema Corte, y ésta ya se pronunció en este sentido, que dice que le matrimonio igualitario no es entre hombre y mujer sino entre personas. Y también a nivel internacional es lo que se maneja, reiteró.

¿Se puede ignorar tan fácilmente a la suprema corte y los tratados internacionales?

El representante de los Derechos Humanos en Sinaloa comenta que desde la perspectiva de la Comisión es lo que establece el artículo primero de nuestra constitución:

  • Artículo 1. Reconoce que todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales firmados por el Estado mexicano y que no podrán suspenderse salvo en los casos y bajo las condiciones establecidas en la misma Constitución; obliga a las autoridades mexicanas a respetar y proteger los derechos humanos y además, prevenir, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos. Prohíbe la esclavitud en el país y protege a los esclavos que ingresen a territorio nacional. Prohíbe todo tipo de discriminación.

Y en este caso no se discute que el matrimonio entre personas es un derecho humano (porque sí lo es).

¿Cuál es el camino legal que puede seguir?

Calderón Espinoza menciona que existen dos aspectos importantes: el primero, los mecanismos no jurisdiccionales, que son los que nos corresponden como Comisión Estatal de Derechos Humanos seguirán haciendo un llamado y pugnando, la CEDH seguirá exigiendo que se hagan las modificaciones pertinentes.

Y el segundo punto; los mecanismos jurisdiccionales, estos de alguna manera obligan a las autoridades a hacer o dejar de hacer según sea el caso. Aquí queda que se componga la jurisprudencia para que la Suprema Corte pueda emitir la Declaración General de Inconstitucionalidad, pero para esto hay que seguir un proceso, se requiere cinco resoluciones en amparo en revisión, de manera oficial sólo ha habido dos resoluciones, aunque algunos representantes de la comunidad LGBT+ dicen que hay otra, pero no tenemos conocimiento de eso. Sin embargo, este proceso no corresponde a la CEDH.

 ¿Los diputados que no votaron a favor del matrimonio igualitario, votaron en contra de los Derechos Humanos, violan los Derechos Humanos?

El matrimonio igualitario es un derecho humano reconocido por la Constitución y tratados internacionales, todos los servidores públicos tienen la obligación de protegerlos, de respetarlos y hacerlos valer, explica el visitador de la CEDH.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker