CULTURA

Desde los 6 años de edad, Eduardo Martínez, conoció su pasión por cantar ópera

El joven dejó la ciudad turística de Los Cabos para venir a Culiacán a estudiar al Taller de Ópera de Sinaloa con 15 años, considerado uno de los alumnos más jóvenes en ese entonces

CULIACÁN.- Su pasión por la ópera inició desde una temprana edad. Eduardo Martínez, tenía tan solo 6 años cuando conoció su habilidad y gusto por cantar música clásica, esto, gracias a su madre, quien le mostró “O sole mío”, una melodía que Eduardo no dejó de escuchar desde entonces.

“Empecé cantando en la iglesia con mi papá y mi abuelo desde los seis años, y ópera empecé cuando… un día llegó mi mamá y me dijo: ¡Oye encontré esta canción de esos italianos, está muy padre ¿No la quieres cantar?, y ya me enseño y era “O sole mío”, la canté y ya desde ahí quedó la espinita”.

Cuando Eduardo entró a la secundaria, se dio cuenta que a sus compañeros les gustaba música distinta a la que él escuchaba, día con día investigaba sobre las canciones clásicas hasta que escuchó “Las cuatro estaciones de Vivaldi”, de la cual se enamoró.

“La escuché y me encanto, yo escuchaba eso y era como si estuviera escuchando un disco de rock. Me acuerdo que una vez estaba escuchando eso mientras hacía la tarea y estaba moviendo la cabeza porque de verdad me emociona y entonces ahí empezó, me encantaba”.

Sus inicios, entonando ópera formalmente, fue en un coro de Cabo San Lucas, lugar de donde es originario, pero él buscaba crecer aún más, fue entonces cuando conoció a Armando Piña, barítono de Mazatlán quien lo ayudó a mejorar y a explotar su talento, informándole sobre el Taller de Ópera de Sinaloa.

“Por cosas de la vida, cuando tenía 15 años conocí a mi maestro de canto que es Armando Piña, barítono de Mazatlán, le conté mis planes que eran irme para Monterrey a la Escuela Superior de Música y Danza, pero él me dijo no, espérate te tengo algo mejor y me presento a Alejandro Miyaki que era director del TOS”.

Fue entonces cuando el joven dejó la ciudad turística de Los Cabos para venir a Culiacán a estudiar al Taller de Ópera de Sinaloa con 15 años, considerado uno de los alumnos más jóvenes en ese entonces.

Actualmente a sus 17 años, el taller, ha formado parte importante para la vida de Eduardo Martínez, pues continúa avanzando y aprendiendo, quien se encuentra cada vez más cerca de lograr su sueño: Representar a México en el extranjero como el mejor cantante de ópera.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker