ECONOMÍA

De palomitas a cervezas: a qué se debe la escasez de productos en supermercados del mundo

En los últimos meses, muchos alimentos se han vuelto extremadamente caros o inusualmente difíciles de encontrar

La escasez de alimentos populares, como palomitas de maíz, está afectando a los restaurantes y los estantes de los supermercados este verano, una señal de que las inmensas cadenas de suministro del mundo todavía están bajo presión.

En los últimos meses, muchos alimentos aparentemente aleatorios se han vuelto extremadamente caros o inusualmente difíciles de encontrar. Estos incluyen lechuga en Australia, cebollas y salami en Japón e incluso cerveza embotellada en Alemania, lo que hace que las empresas luchen por encontrar alternativas para alimentar a sus clientes.

El problema generalmente no es tanto la falta del producto en sí, sino más bien una cadena de suministro global estirada. Es un torbellino de factores, desde el clima adverso hasta la pandemia, las tensiones geopolíticas y el repunte de la demanda.

Cuando las empresas no pueden fabricar suficientes botellas de vidrio y latas de aluminio, se reduce la capacidad de las personas para comprar cosas como refrescos y cerveza. La escasez de contenedores de envío y el ajustado mercado laboral se suman a los desafíos de la cadena de suministro. La invasión rusa de Ucrania exacerbó esos problemas, cortando el suministro de cereales y aceites de cocina y provocando un aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y la energía.

Una de las últimas incorporaciones a la lista de artículos difíciles de encontrar es sriracha . El fabricante de la salsa icónica, Huy Fong Foods Inc., se vio obligado a suspender la producción debido a la falta de chiles. Los consumidores se apresuran a abastecerse, y algunos lamentan las “peores noticias del año” y el “fin de los días”.

Los bebedores de cerveza en Alemania se enfrentan a una escasez de botellas, en parte debido a la guerra en Ucrania, que suministra vidrio a los cerveceros. Las cervecerías en la nación amante de las bebidas alcohólicas, que ya están pagando más por la electricidad y la cebada, están instando a los clientes a devolver sus envases vacíos, informó el New York Times.

La escasez de palomitas de maíz en los Estados Unidos también se ha convertido en una fuente de preocupación para los cinéfilos, ya que millones se dirigen a los cines para la temporada de éxitos de taquilla del verano. No solo escasean los recipientes como tapas, vasos y bolsas de papel, sino que los agricultores también pueden estar renunciando al maíz para cambiar a cultivos más lucrativos.

Incluso las verduras son más difíciles de conseguir. La escasez de lechuga en Australia hizo que KFC pusiera repollo en sus hamburguesas. El gigante de la comida rápida citó interrupciones en la cadena de suministro después de fuertes inundaciones en algunas áreas a principios de este año. En el Reino Unido, McDonald’s tuvo que racionar los tomates, usando una rebanada en lugar de dos. La escasez de tomate se debe al alto costo de calentar los invernaderos con gas.

Una escasez mundial de papas llegó a los titulares después de que McDonald’s tuvo que suspender las ventas de papas fritas de gran tamaño en varios países debido a que los problemas en la cadena de suministro redujeron los envíos. Los restaurantes KFC de Singapur reemplazaron las papas fritas con waffle hash. En Kenia, cuando KFC se quedó sin papas fritas debido a retrasos en los envíos, los usuarios de las redes sociales pidieron boicotear la cadena de comida rápida por no usar papas de origen local.

EL FINANCIERO

Show More

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker