EL MUNDO

Aquí vamos de nuevo: COVID regresa a Wuhan mientras Xi Jinping refuerza políticas restrictivas

Dos casos nuevos surgieron en la ciudad después de la visita del mandatario chino

COVID-19 ha regresado a la ciudad central de China donde surgió por primera vez, con dos casos reportados en Wuhan y un brote creciente en una provincia vecina que ya ha visto condados bloqueados.

Dos trabajadores portuarios en Wuhan contrajeron infecciones asintomáticas de COVID, dijeron las autoridades este viernes. Son los primeros casos allí en más de un mes y se producen pocos días después de la visita simbólica del presidente Xi Jinping a la ciudad, donde reiteró la búsqueda de China de una política pandémica de tolerancia cero que está dejando al país aislado y sujeto a restricciones impredecibles.

Mientras tanto, la provincia de Anhui, al este, informó un aumento significativo en los casos, a 107 el viernes desde los 14 del día anterior, principalmente en un pequeño condado de unas 763 mil personas que ya ha sido encerrado.

El condado se someterá a una cuarta ronda de pruebas masivas para eliminar infecciones, con casos positivos y sus contactos cercanos enviados a cuarentena gubernamental, en línea con el enfoque continuo de China. El viernes por la noche, el condado vecino de Lingbi, hogar de más de un millón de personas, también fue cerrado.

Beijing y Shanghái informaron cero casos de COVID este viernes, y el líder del principal centro financiero de China declaró la victoria sobre la enfermedad a principios de semana y describió un bloqueo agotador de dos meses en el que millones quedaron confinados en sus hogares y sufrieron escasez de alimentos como “completamente correcto”. Beijing logró evitar un bloqueo total con restricciones más específicas, como órdenes de trabajo desde casa.

China reportó un total de 163 infecciones para el jueves, la mayor cantidad en tres semanas.

China ahora está implementando un libro de jugadas COVID cero actualizado que reduce a la mitad los períodos de cuarentena para contactos cercanos y viajeros entrantes a una semana, pero estandariza el despliegue más extenso de pruebas y bloqueos masivos.

El objetivo es utilizar una vigilancia intensificada a través de pruebas ubicuas y restricciones tempranas y agresivas para evitar el impacto económico significativo de bloqueos prolongados, como el de Shanghái.

China sigue su propio camino contra el COVID

Mientras que el resto del mundo elige vivir con el COVID endémico, aceptando un mayor número de casos y muertes dada la vacunación generalizada, China sigue su propio camino.

Xi y su gobierno han utilizado la tasa de mortalidad de COVID de China, una de las más bajas del mundo, como prueba del peso del Partido Comunista, y el presidente dijo esta semana que la población es demasiado grande para “estrategias como ‘inmunidad de rebaño’ y ‘lying flat’” y que desplegarlos en China tendría consecuencias “inimaginables”.

La mayoría de los observadores de China han esperado durante mucho tiempo que el país buscara salir de COVID Cero una vez que Xi obtenga un tercer mandato a finales de este año, pero sus comentarios esta semana y el establecimiento de una red física de estaciones de prueba han planteado dudas sobre si podría implementarse por mucho más tiempo, con ajustes para limitar las consecuencias económicas.

EL FINANCIERO

Show More

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker