CULIACÁN

Ana María sobrevivió al cáncer de mama al descubrirlo a tiempo

“Te impresionas un montón cuando la primera vez que me tuve que bañar, le tocó a mi hermana ayudarme después de mi extracción de seno y me dice vamos a bañarnos y no vamos a llorar, no vamos a llorar”

CULIACÁN.- Ana María Bayliss Carrillo de 59 años de edad es una mujer que se considera afortunada al haber sobrevivido al cáncer de mama.

Fue hace siete años cuando Ana María recibió la desafortunada noticia de su diagnóstico ante la enfermedad después de haber consultado a uno de sus doctores por haber encontrado una extraña bolita en uno de sus senos, situación que la llevó a tener pensamientos negativos sobre su salud, así lo dio a conocer Baylis para ADN Informativo MX.

“Es un proceso lento, o aparentemente lento pero sobre todo el inicio resulta difícil porque pues cuando te dicen Cáncer inmediatamente piensas que te vas a morir y claro que todos sabemos que nos vamos a morir en algún momento pero esta palabra te hace tomar mucha consciencia sobre esta situación entonces si te da mucho miedo, estás a la expectativa, constantemente a pesar de que te estés tratando porque tienes que ser muy obediente con los doctores, te hacen estudios periódicos y estás nerviosa por ver qué resultados tienen para ver qué es lo que sigue”.

Carrillo mencionó que no sólo ella fue de las principales afectadas al enterarse de su diagnóstico, sino también sus familiares, sus 8 hermanos, padres, sus 3 hijos y su esposo, sin embargo, el sufrimiento lo convirtieron en positivismo para ayudarla a sobresalir de dicha situación.

“Los familiares sufren un montón, pero yo nunca me he sentido sola siempre estuvieron atendiéndome, estuvieron conmigo en todo el proceso, nunca me hicieron sentir que estaba sola”.

En ese momento, los especialistas en el cáncer de mama le explicaron a la mujer que no sabían con exactitud qué es lo que lo había provocado pero que había un porcentaje elevado a que se haya presentado por sus antecedentes familiares ya que por parte de su madre habían sufrido estragos por la enfermedad.

Al llegar el día de la operación para extraer su seno para así descartar cualquier posibilidad de riesgo, recordó que fue un momento de tristeza tanto para ella como para su hermana quien le brindó de su ayuda al momento de bañarse.

“Uno como mujer es impresionante, te impresionas un montón cuando la primera vez que me tuve que bañar me sacaron del hospital y le tocó a mi hermana que es mi cuata, y me dice vamos a bañarnos, y no vamos a llorar decíamos las dos, porque me estaba quitando la venda, no vamos a llorar, no podíamos dejar de vernos, no llores, no, no lloro, y no, no quería ni bañarme, es impresionante pero te vas acostumbrando”.

Actualmente Ana María expresó que su experiencia con la enfermedad ha servido como motivación para otras mujeres con el mismo padecimiento pues al conocerla saben que al detectar el cáncer de mamá a tiempo podrá salvar sus vidas.

Mostrar más

Artículos relacionados

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker