OPINIÓN

Algunas diferencias entre el síndrome de Asperger y el Autismo

En este mismo espacio ya hemos hablado del autismo y del síndrome de asperger por separado, pero hoy quiero compartir algunas características que pueden ayudarnos a diferenciar estas condiciones, ya que suelen confundirse con mucha facilidad.

El Síndrome de asperger es el nombre que recibe un grupo de conductas, considerado parte del Trastorno del Espectro Autista (TEA), debido a las similitudes en cuanto a comportamientos y características. Nos referimos a un espectro, entiendiendo que son un amplio abanico de formas de manifestación, es decir, no hay características claramente definidas o únicas como, lo podría ser el caso de los ojos rasgados para identificar a las personas con síndrome de down.

Una de las principales diferencias entre el autismo y asperger es que las personas con el segundo pueden volverse adultos independientes, con mayor facilidad que algunas personas con autismo. En algún momento se llegó a considerar que el asperger era la manifestación de un autismo pero con aptitudes sobresalientes o
de “alto rendimiento”.

Las similitudes entre autismo y asperger son muy evidentes sin embargo una característica en el autismo, es que todas las alteraciones son muy evidentes en los tres primeros años de vida, mientras que en los niños con asperger no se muestran evidencias de retraso cognitivo y, en su gran mayoría, tienen una capacidad intelectual promedio.

Entre las diferencias claves que existen entre autismo y asperger las más importantes son las siguientes:

Lenguaje. Las personas con autismo presentan un retraso en el lenguaje, claramente pronunciado, mientras que los que tienen asperger, poseen un vocabulario muy enriquecido, que incluso podría sorprender o parecer demasiado culto para su corta edad. Esta característica es más notable cuando
hablan de un tema que realmente les interesa.

Movimientos.  Los movimientos torpes, suelen ser característicos de una persona con síndrome de asperger, aunque no hay estudios que lo demuestren. Sin embargo, las personas con autismo, realizan movimientos estereotipados o repetitivos.

Intereses. Las personas con síndrome de asperger, suelen tener intereses obsesivos de alto nivel, ya que se enfocan solo en el área o tema que les gusta, mientras que los autistas, no presentan este tipo de enfoque obsesivo, aunque pueden tener crisis emocionales, cuando se les cambia algún objeto de su entorno que siempre había estado en el mismo lugar o alguna rutina de día a día.

Memoria. Las personas con asperger, tienen una gran capacidad para almacenar muchos detalles, presentando una buena memoria repetitiva, pero tienen dificultad para integrar toda la información de manera ordenada.

Inteligencia. Se dice que las personas con asperger tienen una inteligencia por encima de lo normal, mientras que quienes tienen autismo, presentan un coeficiente intelectual por debajo de lo normal. Esto último quizá se deba a la imposibilidad de la aplicación de pruebas estandarizadas adaptables a su
condición.

Relaciones sociales. Por último, las personas con autismo presentan desinterés general por las relaciones sociales, por ello, se les dificulta hacer amigos, mientras que las personas con síndrome de asperger desean tener amigos, pese a sus dificultades para relacionarse, lo que les hace sentir frustración, ya que si presentan interés por interactuar con otras personas.

Estas son solo algunas características no exhaustivas del autismo y del síndrome de aspeger pero sin duda que usted podrá tener referencias o conocimietos más cercanos sobre algún caso, recordando siempre que cada caso en un caso y… Diversidad Somos Todos.

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deberías de ver

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker