BIENESTAR

Acné inverso: qué es y cómo se trata

Esta patología se presenta en un 80 por ciento de personas con obesidad

México.- Conocido también como hidradenitis supurativa o acné inverso no tiene cura pero puede ser controlada por un equipo multidisciplinario. Esta patología se presenta en un 80 por ciento de personas con obesidad  y con el hábito de fumar, debido a que los problemas metabólicos propician la acumulación de grasa en los folículos de la piel, lo que causa inflamación y la aparición de fístulas o, incluso, abscesos que podrían derivar en discapacidad.

La dermatóloga adscrita al Hospital General Regional (HGR) no. 180, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Columba Julieta Navarro Romero, informó: “Esto tiene un alto impacto en la calidad de vida de las personas, en los aspectos sociales, laborales y sexuales.

Se le conoce como acné inverso porque aparece en áreas con pliegues, como el axilar, el intramamario e inframamario, también en el interglúteo, la región inguinal y perianal. La incidencia en las mujeres es mayor, en una relación de tres a uno, respecto a los hombres”, añadió.

Debido a su complejidad, detalló la especialista, la hidradenitis supurativa es tratada por dermatología, ginecología, infectología e, incluso, Psiquiatría. Cuando los abscesos son muy grandes, es necesario drenarlos quirúrgicamente. Lo mejor es mantener un estilo de vida saludable para prevenir dicha condición.

“Lo primero es, cero tabaco, tener una buena alimentación y hacer ejercicio. Si el paciente ve que aparecen espinillas en las zonas mencionadas, nódulos pequeños, si los pliegues se inflaman y, sobre todo, si esto sucede de manera constante, es necesario acudir al dermatólogo”, recomendó.

Síntomas:

  • Puntos negros (comedones). Una característica frecuente consiste en zonas de piel con marcas que contienen puntos negros (también llamados comedones), que a menudo aparecen en pares o con un diseño «de dos cañones».
  • Bultos rojos dolorosos con la palpación. Estos bultos con frecuencia se agrandan, se abren o revientan, y sale pus. El drenaje de pus puede tener olor desagradable. Los bultos pueden estar acompañados de picazón y ardor. Por lo general aparecen en zonas donde se produce el roce de la piel.
  • Bultos dolorosos del tamaño de un guisante. Estos bultos duros, que se forman debajo de la piel, pueden persistir durante años, agrandarse e inflamarse.
  • Túneles. Con el tiempo, pueden formarse túneles que conectan los bultos debajo de la piel. Estas heridas cicatrizan muy despacio, si es que cicatrizan, y pueden perder pus.

Con información de LA POSTA

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker