ECONOMÍA FAMILIAR

5 Tips para comenzar a ahorrar

Ahorrar es una de las decisiones financieras más importantes que debemos tomar; Por eso compartimos contigo 5 tips para que no le des más vueltas y comiences a ahorrar dinero hoy mismo.

Ahorrar es una de las decisiones financieras más importantes que debemos tomar, sin embargo, la mayoría de las personas no lo hace, básicamente porque no saben ni cómo empezar.

Por eso compartimos contigo 5 tips para que no le des más vueltas y comiences a ahorrar dinero hoy mismo.

1. Toma la decisión de empezar

A menudo pasa que somos conscientes de algo, tomamos ‘decisiones’, pero no las ejecutamos y las dejamos en el aire. Ese es el primer problema que debemos superar a la hora de comenzar a ahorrar. La determinación es un factor fundamental.

Hay muchas maneras de hacerlo, pero comienza por lo más básico y pon orden. En un excel, o en la herramienta que sea más cómoda para ti, organiza tus ingresos, gastos y deudas, en el caso de que las tengas. Anótalo todo, por muy pequeño que sea el número, es importante tenerlo controlado.

2. Mantén el control de tu presupuesto

Ahorrar es un excelente hábito, al igual que mantener el control de tus finanzas. Cuando des el primer paso y entiendas perfectamente el flujo de tu economía, es decir, entender de dónde viene y hacia dónde se va tu dinero, podrás hacer los ajustes necesarios y optimizar. Así podrás determinar qué porcentaje de los ingresos podrás guardar.

Entre las formas de ahorrar dinero, una buena herramienta es la regla 50/30/20, un modelo que sugiere una distribución del 50% destinado a gastos o necesidades básicas como alquiler o hipoteca, servicios, gasolina, etc.

Un 30% corresponde a tus deseos. Por ejemplo, salir a comer, ir a la peluquería o tomar algo con los amigos.

El 20% restante, servirá para cumplir tus metas financieras, ya sean ahorros, el pago de deudas, etc.

3. Crea el hábito de ahorrar

Es bastante común que cuando tenemos una iniciativa a largo plazo, como ahorrar dinero para nuestro futuro, le demos largas esperando que sea el momento preciso. “El otro mes porque ahora vamos cortos” o “voy a esperar que entre este dinero y de ahí saco porque…” y así un sin fin de justificaciones que no son más que excusas. El mejor momento para empezar a ahorrar es ahora. No sirve de nada que guardes algo este mes y al otro no, tienes que convertirlo en un hábito, en algo que “por default”, y eso únicamente lo conseguirás a través de compromiso con tu futuro y una buena organización.

Un buen truco para ahorrar es separar la cantidad de dinero que deseas guardar y depositarlo en una cuenta exclusiva para eso. De esa manera podrás tener un mejor control, además de la motivación de ver cómo va aumentando el ahorro en los plazos que te marcaste.

Algo muy importante que debes tener en cuenta al momento de establecer tus objetivos financieros es que sean alcanzables. Una cosa es que te motives y te exijas mucho para obtener mayores resultados, pero otra muy diferente es que te fijes metas inalcanzables que generen el efecto contrario y te desanimes.

4. No te frustres ni te detengas si los resultados no son inmediatos

Una vez que entiendas el flujo de tu dinero, puede que te des cuenta de que lo que puedes guardar para ahorro es muy poco, dándote esto una sensación de derrota. Pero no es así. Lo importante de las finanzas es ponerlas y mantenerlas en la dirección adecuada.

Los resultados llegarán. Si tienes deudas o estás pagando préstamos, es lógico que tengas que destinar una parte de tus ingresos a cumplir con esas obligaciones. Es probable que el proceso sea lento los primeros meses, pero si te mantienes firme en tu propósito, notarás diferencias con el paso de los meses. Con el tiempo la sensación será otra y verás como poco a poco los ahorros se irán notando, alejándote del agobio de vivir cheque a cheque.

5. Aprende, optimiza y rectifica

Un buen ejercicio financiero te permitirá crecer y llegar hasta donde te propongas hacerlo. El ahorro es un paso previo a la inversión, y aquí es importante tener clara la diferencia entre estos dos términos.

Cuando ahorramos nos trazamos una meta y guardamos dinero para poder disponer de él en el futuro. Pero cuando se habla de inversión esa meta incluye obtener un rendimiento. Básicamente la inversión va mucho más allá del ahorro, y las características son diferentes. Antes de comenzar a invertir, ahorra.

Cuando ya tengas en marcha un buen plan de ahorro mantén el control y evita la ansiedad, el momento de invertir llegará. No te arriesgues a cometer errores que pongan en peligro tus ahorros y puedas perder el dinero que tanto esfuerzo te ha costado ganar.

Google es una gran fuente de información, pero debes tener mucho cuidado porque así como hay buen contenido, hay muchas páginas que en lugar de ayudarte te pueden hacer tomar una mala decisión. No olvides que al invertir no solo pones en juego tu dinero, también tu futuro.

Ve un paso a la vez, tu presupuesto tiene que ser tu guía de crecimiento, haz de su uso un hábito, revísalo y actualízalo constantemente. Ten en cuenta que financieramente ciertas épocas del año, como las fiestas de fin de año o las vacaciones de verano, pueden generar cambios en tu economía. Una boda, comprar un auto o una vivienda, mudarte de ciudad, etc, son factores que pueden demandar cambios que hagan variar tu presupuesto.

Con información de https://fintelhub.com/5-consejos-para-que-empieces-a-ahorrar-dinero-hoy-mismo/

 

Show More

Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker